El efecto Ardern: el nuevo modelo de liderazgo y su impacto en la contención de la pandemia

Liderazgo Jacinda Ardern
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Jacinda Ardern, actual primera ministra de Nueva Zelanda y tercer mujer en ocupar el cargo, ha gobernado el archipiélago desde 2017 y, desde su campaña electoral y desde los primeros meses en el cargo, ha optado por un modelo de liderazgo diferente al tradicional, uno basado en la inclusión, la compasión y la empatía. 

“Abierta, honesta y auténtica, Jacinda es un nuevo tipo de lideresa, uno que une la fuerza con la bondad, la audacia y la compasión”1

Esto ha sido demostrado en diversas ocasiones, una de las más notables fue cuando promovió unidad y compasión condenando los actos de un supremasista blanco que atacó dos mezquitas de Christchurch en marzo de 2019; aunado a esto, a seis días del ataque, Ardern endureció las leyes relacionadas a las armas en Nueva Zelanda y se realizaron campañas para retirar armas de fuego prohibidas del mercado.2

Otro ejemplo de lo anterior es el lanzamiento del Presupuesto del Bienestar de Nueva Zelanda, primero en su tipo en el país y en el mundo, que busca poner un nuevo enfoque en el trabajo de los gobiernos, poniendo la salud y bienestar de las personas en el centro.3

En los últimos meses, con la llegada de la pandemia de COVID-19, Jacinda Ardern ha consagrado su forma de liderar y se ha convertido en un referente mundial gracias a los resultados positivos en la contención del virus en su país. Internamente, su liderazgo y su eficaz manejo de la pandemia, le valieron para ganar la reelección en octubre de 2019, asegurando el 49% del voto, la mayor victoria en cincuenta años en Nueva Zelanda.4

Liderazgo de las mujeres 

Tradicionalmente, las mujeres han estado excluidas de posiciones de liderazgo por diversas razones como la cultura o la idiosincrasia, ya que son concebidas como “elementos ajenos al poder”5. Además, las nociones de liderazgo o poder tradicionales se han fundamentado en elementos o características “masculinas” como la agresividad, la seguridad, la fortaleza, entre otras. 

En los últimos años, gracias al avance de los movimientos feministas, esto ha cambiado; “las líderes de hoy en día son el fruto de un proceso de cambio social que se ha venido desarrollando desde mediados del siglo pasado, y en ellas se materializa un proceso tensionante de incorporación al poder”6.

Como mujer, el trabajo de Ardern tiene más complicaciones de las que tendría un homólogo hombre, dado que “las mujeres lideresas son persistentemente examinadas y están en desventaja por la discriminación sistémica en la teoría y la práctica”7; sin embargo, el nuevo modelo de liderazgo que la primera ministra ha impulsado ha traído consigo muy buenos resultados, al interior y al exterior de Nueva Zelanda. 

No obstante, es importante mencionar que, en términos de liderazgo, no se puede caer en lecturas esencialistas sobre el sexo, ya que “asumir que los hombres personifican un estilo de liderazgo masculino mientras que las mujeres asumen un tipo de liderazgo femenino es apresurado; pues cualquiera de los dos estilos puede ser, sino ejercido, adoptado por ambos sexos”8.

Sin duda los paradigmas de liderazgo y poder han empezado a cambiar con el avance de movimientos incluyentes como el feminismo. Aunque en la actualidad ya hay más mujeres en puestos de toma de decisión, sigue existiendo una ausencia de modelos de liderazgo desarrollados por mujeres y propiamente femeninos, ya que, hasta ahora, todas las tomadoras de decisiones habían “copiado” las características masculinas para hacerlas propias. 

Personajes como Jacinda Ardern han comenzado a llenar la ausencia de modelos de liderazgo femeninos. Los elementos de este nuevo liderazgo (inclusión, la compasión y la empatía) son revolucionarios y tienen que dejar de verse como debilidades del sexo femenino. 

El efecto Ardern en el manejo de la pandemia 

En cuanto al manejo del virus, Ardern y su gobierno consiguieron erradicar la transmisión comunitaria del mismo por medio de acciones específicas y, especialmente, estrictas. En febrero, antes de que se registrara el primer caso en el país, el gobierno prohibió vuelos nacionales e internacionales, principalmente de viajeros procedentes de China. Un mes después, con seis casos de COVID-19 registrados, se impuso una de las cuarentenas más estrictas del mundo para todos los visitantes a nivel nacional. Aunado a lo anterior, las pruebas de detección de dicha enfermedad se hicieron generales para todo el sistema de salud.9

Además de estas medidas gubernamentales, la primera ministra mantenía conversaciones informales por medio de Facebook en las cuales informaba sobre la situación del país y en las que brindaba conceptos útiles para la población. Asimismo, en el archipiélago hubo una ausencia de políticas partidistas, “el bienestar público y la seguridad de la salud nacional triunfaron sobre la política”10

En términos de liderazgo en la pandemia, Ardern se comunicó con la población con una actitud de “estamos juntos en esto”, lo que le brindó la confianza y apoyo de los y las neozelandeses para hacer posibles las medidas del gobierno para contener el virus en dos ocasiones. Con el lema “sé fuerte, sé amable”, Jacinda ha abierto la puerta para un nuevo liderazgo que adopte la unidad, la amabilidad y la empatía.11

Como conclusión, se puede asegurar que, sin duda, el efecto Ardern ha conseguido logros importantes para Nueva Zelanda y ha traspasado barreras ideológicas y culturales al interior del país, pero también al exterior. Lejos de ser un modelo de liderazgo utópico o idealista, Ardern nos ha demostrado que su modelo es eficaz y que atiende la nueva realidad de las personas; nos ha demostrado que un liderazgo humano, centrado en las personas, es sumamente necesario para combatir a los nuevos desafíos a los que nos enfrentamos globalmente. 

1 Labour Voices, “10 times Jacinda Ardern was a true leader”, Labour Party web site, https://www.labour.org.nz/news-jacindaardern-leadership;
2 Idem;
3 Emma Charlton, “New Zealand has unveiled its first ‘well-being’ budget”, World Economic Forum, https://www.weforum.org/agenda/2019/05/new-zealand-is-publishing-its-first-well-being-budget/;
4 Alexander Smith, “New Zealand’s Jacinda Ardern wins big after world-leading Covid-19 response·, NBC News,
https://www.nbcnews.com/news/world/new-zealand-s-jacinda-ardern-wins-big-after-world-leading-n1243972
5 Mary Beard, Mujeres y poder: un manifiesto (Barcelona: Editorial Planeta, 2017), 60;
6 Bibiana Carolina Moncayo y Orjuela y David Zuloaga, “Liderazgo y género: barreras de mujeres directivas en
la academia,” Pensamiento y gestión 39 (2015): 153;
7 Allison Pullen y Sheena J. Vachhani, “Feminist Ethics and Women Leaders: From Difference to
Intercorporeality,” Journal of Business Ethics (2020): 1;
8 Bibiana Carolina Moncayo y Orjuela y David Zuloaga, “Liderazgo y género: barreras de mujeres directivas en
la academia,”: 153;
9 Virginia Bacay Watson, “Five Coronavirus success stories: different, but the same”, Security Nexus.
https://www.jstor.org/stable/resrep24880?seq=1#metadata_info_tab_contents;
10 Idem.
Foto por NBC News

Recomendado

Digest Digital

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Artículos relacionados

a quien pertenece la antartida
Ártico y Antártida

¿A quién pertenece la Antártida?

La Antártida es el continente con las mayores reservas de agua dulce del planeta. Por ello muchos se preguntan ¿A quién pertenece la Antártida?

CEMERI