La Paradiplomacia Cultural de Cataluña: una muestra de Diplomacia Local en una de las principales Comunidades Autónomas Españolas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La internacionalización de los Gobiernos Locales continúa siendo un gran reto para los Gobiernos Nacionales, sobre todo cuando existen discrepancias referentes al manejo de la política exterior y se persiguen diferentes agentes dependiendo del gobierno en curso. Alrededor del mundo hay comunidades autónomas dentro del territorio nacional que se han caracterizado por buscar agendas distintas al del gobierno central, sobre esto, Zapata (2022) hace un análisis sobre cuáles han sido algunos de los ejemplos donde se observa esta disidencia:

Los ejemplos más representativos han sido la movilización en las regiones autónomas españolas como lo son las experiencias del País Vasco y Cataluña […] en donde se han dado movimientos en contra del gobierno central al no sentirse identificados con los propósitos de la política exterior.

Como afirma Zapata (2022) en su artículo Los métodos de solución de conflictos en la Paradiplomacia: los retos del mediador en la internacionalización de gobiernos locales, resulta inevitable que exista una confrontación al diferir los gobiernos locales con los gobiernos centrales, ya que los primeros  no se sienten identificados con el estado central y buscan relaciones en el extranjero o “una agenda que no dependa de los actores diplomáticos tradicionales”.

España es un vasto país que se encuentra  subdividido constitucionalmente en comunidades autónomas que “tienen autonomía política y financiera” (Gobierno de España, s/f). Está organizado territorialmente por un sistema de descentralización, por Cataluña, Comunidad Valenciana, Illes Balears, País Vasco, Navarra y Galicia; diecisiete Comunidades Autónomas en total, dos ciudades con estatuto de autonomía (Ceuta y Melilla) y 8,125 entidades locales, dentro de las cuales algunas comunidades destacan por tener lengua propia y cooficial (Gobierno de España, s/f).

Conforme a Nouvilas (2012) algunas de estas regiones, incluida Cataluña, han llevado la movilización regional más allá del Estado, instaurando oficinas regionales en Bruselas, para tener un contacto directo con la Unión Europea. Para Badiello, citado en Nouvilas (2012) se considera que “la presencia regional en Bruselas refleja claramente las estrategias de los territorios de acercarse a Europa para garantizar así un punto de referencia clave para sus gobiernos regionales”.

Así mismo, es gracias al Tratado de Maastricht de 1994 que se crea el Comité de las Regiones en Europa, lo que puso al continente como “el lugar adecuado para defender los intereses de las regiones más allá del Estado” (Nouvilas, 2012) abriendo la puerta a que más comunidades autónomas instalarán oficinas en Bruselas. Debido a ello,  no es de extrañarse que el País Vasco y la comunidad autónoma de Cataluña, consideradas como regiones históricas españolas, “fueron las primeras en establecer una oficina permanente en Bruselas” (Nouvilas, 2012).

Actualmente, el Gobierno de Cataluña cuenta con 14 delegaciones alrededor del mundo, que buscan reforzar su posición en el escenario internacional  y estrechar los vínculos con países estratégicos (Generalitat de Catalunya, s/f). Lo que ha llevado al desarrollo de su propia Diplomacia, como región autónoma, caracterizada por los objetivos de su acción exterior enfocados a tener presencia en el mundo. Estas delegaciones son:

  1. Delegación del Gobierno ante la Unión Europea.
  2. Delegación del Gobierno en el Reino Unido e Irlanda.
  3. Delegación del Gobierno en Alemania.
  4. Delegación del Gobierno en los Estados Unidos de América.
  5. Delegación del Gobierno Italia.
  6. Delegación del Gobierno en Suiza.
  7. Delegación del Gobierno en Francia.
  8. Delegación del Gobierno en el Sudeste de Europa.
  9. Delegación del Gobierno en Europa Central.
  10. Países Nórdicos y Países Bálticos.
  11. Delegación del Gobierno en Portugal.
  12. Delegación del Gobierno en el Cono Sur.
  13. Delegación del Gobierno en México y en Centroamérica.
  14. Delegación del Gobierno en Túnez.

La imagen de Cataluña en el mundo

De acuerdo con un estudio sobre la imagen internacional de Cataluña (DIPLOCAT, 2021), esta  se destaca por ser politizada, es conocida por la independencia, pero también por su cultura. Es por ello que a continuación se realiza  un análisis sobre la paradiplomacia cultural de esta región autónoma.  

Menciona Duchacek citado en Kuznetsov (2014) que la protodiplomacia es el término usado para  describir aquellas iniciativas y actividades de Gobiernos No Centrales en el extranjero que insertan un mensaje separatista en sus vínculos económicos, sociales y culturales con naciones extranjeras. Es por ello que dentro de este análisis se abarcará el término de protodiplomacia y su conexión con la paradiplomacia catalana.

Es así como Cataluña, manifiesta Valentín (2019), dio la vuelta al mundo en 2017,   por la llamada “revolución de las sonrisas”, en la cual los independentistas catalanes lograron el  objetivo de dar un comunicado que llegara no solo a España sino al exterior. Se llamó así porque consistía en marchas y concentraciones multitudinarias, coloridas y festivas a las que iban familias enteras, se buscaba que no hubiera ningún incidente, y en ellas se reivindicaba el poder votar y formar una república pacífica, la columna vertebral del independentismo catalán. 

Por otro lado, eso ha  tenido un cambio radical. Después de lo que sucedió en 2017, se acabó la revolución de las sonrisas lo dio pie a protestas violentas con encapuchados, que expresaban severamente la necesidad de ser independientes del Estado español a la fuerza:

El escenario ha cambiado completamente. Las calles ya no están llenas de protestas pacíficas y de sonrisas. En todo el mundo se ven ahora las revueltas callejeras violentas: encapuchados, manifestantes con cascos, barricadas en las calles, fuegos, sabotajes, carreteras y vías de tren cortadas (Valentín, 2019).

Las nuevas protestas acaban con la idea de una revolución pacífica que buscaba, en su momento, el voto para decidir la independencia, y da paso a una reconfiguración de la diplomacia para borrar cualquier imagen negativa que esto pudiera generar. Lo anterior se ve reflejado en la actual Diplomacia Cultural que el Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña (DIPLOCAT) está implementado, lo cual se explica enseguida.

La Paradiplomacia Cultural Catalana y Protodiplomacia

Saddiki (2009) sostiene que “el principal papel de la Diplomacia Cultural es promover el diálogo transnacional entre culturas y naciones”, y es bajo esta premisa que se analiza el caso de Cataluña desde su Diplomacia Local, también conocida como Paradiplomacia.

La apuesta por la diplomacia cultural ha sido la muestra más palpable de la paradiplomacia de esta comunidad autónoma. El DIPLOCAT es el encargado de conectar, proyectar y capacitar a Cataluña con el exterior. Más específicamente:

Promueve y difunde la especificidad y diversidad cultural catalana, considerando la cultura como uno de los principales instrumentos de proyección exterior del país. El intercambio de ideas, información y expresiones artísticas, la divulgación de los referentes culturales y la recuperación de los vínculos históricos entre Cataluña y el exterior facilitan la comprensión mutua y refuerzan el diálogo entre pueblos (DIPLOCAT, 2021).

Históricamente, la paradiplomacia catalana al inicio del siglo XXI se divide en dos institutos que fueron los encargados de llevar la política cultural: el Instituto Catalán de Industrias Culturales (ICIC) dependiente del Departamento de Cultura, y el Instituto Ramon Llull (Zamorano y Rius, 2016).

El primero, el ICIC, lleva a cabo “políticas dirigidas a apoyar la actividad de los sectores catalanes del audiovisual, las artes escénicas, la música y el libro y su actividad en el exterior” (Zamorano y Rius, 2016). El segundo, el Instituto Ramon Llull, “es un organismo asimilable a los institutos tradicionales de proyección cultural mediante la difusión idiomática” (Zamorano y Rius, 2016), su objetivo es proyectar la lengua y la cultura catalana en todas sus modalidades y medios de expresión. De esta forma se ha conformado la paradiplomacia catalana desde los años 2000. El más reciente es el consorcio público-privado DIPLOCAT,  creado en 2012, para “explicar Cataluña al mundo”, siendo estos tres pilares los que conforman la Diplomacia Cultural catalana.

Como ejemplo reciente de internacionalización se destaca la festividad catalana del 23 de Abril, , que cada año celebra en todo el territorio catalán la fiesta de Sant Jordi, conocida como la fiesta de los libros y las rosas, tradición que han logrado internacionalizar de forma exitosa y que ahora es celebrada en diversas partes del mundo. Sobre esto:

DIPLOCAT puso en marcha en 2015 un proyecto de internacionalización de la fiesta de Sant Jordi que ha mantenido cada año, pese a la pandemia, basado sobre todo en la campaña #BooksAndRoses en las redes sociales y en una página web (DIPLOCAT, 2022). 

El proyecto, en este 2022, registró 331 actos en 239 ciudades de 38 países, lo cual representa una presencia sustanciosa pensando en el involucramiento que tuvo esta festividad en distintos lugares del mundo.

Otro ejemplo es la cooperación entre los Cuatro Motores para Europa, que engloba a las regiones de Rhône-Alpes en Francia, la región de Lombardía en Italia, Cataluña en España y Baden-Wüttemberg en Alemania, creada en 1988 con el objetivo de colaborar en economía, investigación, así como el arte y la cultura, esto debido a que las cuatro regiones son consideradas potencias económicas  (4 motors, 2022). Este último ejemplo pone en evidencia el hecho de que la región catalana lleva desde hace unas décadas con una proyección internacional activa, y aprovecha su posición como región estratégica y con buen aporte económico, así como su desacuerdo con el gobierno central, para buscar su propia agenda y contactos internacionales.

En conclusión, Cataluña, como región con importante aporte al PIB nacional español (DIPLOCAT, 2020), con una rica lengua y cultura, ha buscado proyectarse al mundo como territorio atractivo y ha logrado posicionarse como un relevante actor internacional, con buena inversión, turismo, y personas interesadas en conocer más sobre sus costumbres y su lengua. Al hacerlo, han formado una protodiplomacia que engloba la búsqueda de no solamente una autonomía sino una independencia, teniendo presente sus propios intereses totalmente a parte del gobierno central. 

Aunque, después de lo acontecido en 2017 y 2019, el Gobierno Catalán ha procurado no fomentar una protodiplomacia como tal, y alinearse más con una Diplomacia Cultural que siga con la agenda de atracción territorial. Pese a que Cataluña sigue siendo relacionada con el independentismo, debido a que es el punto de mayor tensión con el Gobierno Central, en estos últimos años, la DIPLOCAT ha buscado enfocarse en otras áreas de promoción cultural. De la misma manera los otros institutos como ICIC y el Instituto Ramon Llull, se centran en una promoción que no esté ligada con el independentismo catalán.

Cataluña es una región reconocida en Europa no solo por su importancia económica y territorial, sino por su riqueza cultural y la gama de eventos y festividades que la región ha sabido aprovechar para establecer vínculos en todo el mundo, aumentando su Diplomacia Cultural.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Por Valeria M. Nava

Referencias:

4 motors. (2022) Sobre “Quatre Motors per a Europa”. Recuperado de: https://www.4motors.eu/ca/sobre-nosaltres/sobre-nosaltres-quatre-motors-per-a-europa

DIPLOCAT. (2020) Imatge internacional Catalunya – Informe Completo. Encuestas de opinión. Recuperado de: https://diplocat.cat/es/que-hacemos/analisis-de-la-opinion-publica-internacional/

DIPLOCAT. (2021) Proyección cultural de Cataluña. Recuperado de: https://diplocat.cat/es/que-hacemos/proyeccion-cultural/

DIPLOCAT. (2022) La campaña #BooksAndRoses de DIPLOCAT contabiliza más de 300 actos para celebrar Sant Jordi en todo el mundo. Recuperado de: https://diplocat.cat/es/actividades/151/la-campana-booksandroses-de-diplocat-contabiliza-mas-de-300-actos-para-celebrar-sant-jordi-en-todo-el-mundo

Generalitat de Catalunya. (s/f) Delegaciones del Gobierno en el exterior. Recuperado de: https://exteriors.gencat.cat/es/ambits-dactuacio/afers_exteriors/delegacions_govern/

Gobierno de España. (s/f) Comunidades Autónomas. Recuperado de: https://administracion.gob.es/pag_Home/espanaAdmon/comoSeOrganizaEstado/ComunidadesAutonomas.html?fbclid=IwAR179J-fleMr1P_g0HKo3XWnhuTtkJyVkaC6Hg9N7N6MkzxulQ6EkmUmGik

Kuznetsov, A. (2014) Theory and practice of Paradiplomacy: Sub-national governments in International Affairs. Routledge New Diplomacy Studies.

Nouvilas, M. (2012) Las oficinas regionales españolas en Bruselas: ¿la clave para una participación efectiva en la UE? Revista CIDOB d’afers internacionals, p. 113-131.

Saddiki, S. (2009) El papel de la Diplomacia Cultural en las Relaciones Internacionales. Revista CIDOB d’afres internacionals 88. Pp. 107-118

Valentín, J. (2019) ¿Sigue siendo el independentismo catalán la revolución de las sonrisas? Nius Diario. Recuperado de: https://www.niusdiario.es/nacional/politica/independentismo-catalan-revolucion-sonrisas-imagen-Torra-Puigdemont_18_2835795375.html

Zamorano, M. y Rius, J. (2016) ¿La diplomacia cultural, una política de Estado? Articulación y descoordinación intergubernamental en la acción cultural exterior del Estado español. REAF núm. 24, Pp. 115-154.
Zapata, M.G. (2022) Los métodos de solución de conflictos en la Paradiplomacia: los retos del mediador en la internacionalización de gobiernos locales. MSC Métodos De Solución De Conflictos, 2(2). Recuperado de: https://revistamsc.uanl.mx/index.php/m/article/view/23MSC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CEMERI

[ivory-search id="5503" title="Default Search Form"]