¿Emmanuel Macron institucionaliza la Islamofobia en Francia?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Los discursos xenófobos e islamofóbicos han incrementado en Francia en los últimos meses, después del asesinato del profesor Samuel Paty, quien causó controversias por mostrar un gráfico de una figura religiosa del islam en la clase que impartía.  Sin embargo, la discriminación y los discursos de odio en contra de la comunidad musulmana no son fenómenos nuevos en las calles ni en la política de este país. Basta con mencionar que Marine Le Pen, líder del partido Frente Nacional, la segunda fuerza en Francia, ha basado toda su estrategia en generar capital político a partir de la difusión de xenofobia e islamofobia.  

En este sentido, es de esperarse que el Frente Nacional se favorezca del amarillismo emitido por los medios de comunicación y que emplee el contexto actual para fortalecer su postura antiinmigrante y profundamente discriminatoria. Sorprendentemente, esta tendencia ha sido emulada por el actual presidente Emmanuel Macron, quien, en un intento desesperado por mantener el poder, recurrió a adoptar un discurso propio de la ultraderecha nacionalista.

En respuesta al reciente ataque del que Samuel Paty fue objeto, el mandatario francés ha enunciado que “el miedo cambiará de lado”, refiriéndose a que los franceses no musulmanes dejarán de temer. Es preocupante que este tipo de discursos, tan poco conciliadores y agresivos, también provengan de una figura como el Jefe de Estado francés ya que expone a los 5.7 millones de musulmanes que viven en este territorio a ataques y discriminación, puesto que su mensaje da pie a una lucha contra el islam.

La burda declaración del mandatario francés se da en un contexto en el que abundan discursos que vinculan generalizadamente al terrorismo y la totalidad de la comunidad musulmana. Lo cual, por supuesto, es completamente erróneo, no todos los que practican el islam pertenecen a grupos radicales.

¿Emmanuel Macron institucionaliza la Islamofobia en Francia?

Protesta en París contra la islamofobia. Foto por Lisa Bryant.

Los objetivos de Macron son claros, intenta apelar a los miedos de los sectores más intolerantes del país puesto que las estadísticas señalan un fuerte declive en su tasa de aprobación, el 59% de los ciudadanos franceses desaprueban su desempeño. [1] En este contexto, la fuerza de la derecha xenófoba se fortalece y el riesgo de que otro gobierno con estas tendencias asuma el poder en Europa podría ser inminente. En Octubre de 2020, las encuestas indicaron que el 26% de los ciudadanos se inclinan a votar por Emmanuel Macron, mientras que otro 25% planea votar por Le Pen. [2]

¿Por qué la ultraderecha se posiciona como una fuerza política?

Como ya se señaló, la reciente preponderancia de la ultraderecha en el terreno político se ha catalizado en parte por el ataque de París y los flujos migratorios que llegan a Europa. Sin embargo, esto también puede entenderse como consecuencia de un proceso sociocultural que comenzó hace décadas.

La presencia de musulmanes en Francia se remonta a inicios del siglo XX. “[C]uando Francia invadió Argelia en 1930 y eventualmente tomó el control de gran parte del Norte y Oriente de África, trajo una masa de Musulmanes bajo su dominio y, cuando se necesitaba que trabajaran o pelearan, fueron llevados al suelo metropolitano”.[3]

El colonialismo en África explica por qué el 8.8% de la población en Francia practica el islam, actualmente la tasa más alta de población musulmana de toda la Unión Europea.[4] En este sentido, es preciso aclarar que existe una consolidada población de musulmanes que son ciudadanos con nacionalidad francesa. Entonces, si la interacción entre “los franceses nativos” y los pobladores de África se remonta al siglo pasado ¿por qué todavía hay diferencias que parecen ser irreconciliables entre Francia y el islam?

En primer lugar, porque las diferencias culturales y religiosas entre occidente y oriente se remontan a periodos antiquísimos de la historia. Este tipo de conflictos son sumamente complejos de resolver puesto que la cultura y la religión son elementos vinculados a la esencia e identidad misma de los individuos, estas moldean y le dan sentido a las vidas de las personas, en mayor o menor medida.

Las diferencias en modos de vida se acentúan cuando distintas culturas interactúan en un mismo espacio. Naturalmente, las tradiciones y costumbres relacionadas con el islam y el cristianismo son diferentes en varios niveles. Desde la perspectiva de occidente, la posibilidad de que el islam predomine en Europa es la fuente de las inquietudes de los sectores más conservadores de Francia.

De acuerdo con el Pew Research Center, en un escenario de migración cero, la población musulmana en Europa será del 7.4% y en un escenario de alta migración se proyecta que la comunidad musulmana represente casi el 15% de toda la población en esta región. [5] Este tipo de escenarios catalizan a las fuerzas de ultraderecha en Francia y en el resto de Europa porque prevén que los valores e ideas occidentales, vinculadas por su puesto al cristianismo, serán amenazadas por el islam.

Son posturas como las de Samuel Huntington, en ¿Choque de las Civilizaciones? las que proporcionan una mayor claridad no sólo sobre la renuencia de occidente a una Europa cultural y étnicamente diversa, sino también sobre la determinación con la que se planea resistirse a la influencia oriental.[6]

¿Libertad y equidad para todos los franceses?

A pesar de que la constitución francesa de 1958 garantiza la igualdad sin importar el origen, raza o religión y establece el respeto a todas las creencias, la comunidad musulmana se ha visto amedrentada por leyes que atacan directamente a este sector.[7]  Desde el 2004, existe una prohibición del uso de hijab en escuelas públicas, elemento que es fundamental para las mujeres que profesan el islam.

La propuesta de ley más reciente, de octubre de 2020, en principio denominada “Ley contra el separatismo”, ahora el “proyecto de ley que reafirma los principios republicanos” busca evitar la difusión del radicalismo islámico al proponer una serie de estrictos criterios para autorizar la educación en casa de niños mayores de 3 años, aumentar el control sobre las mezquitas, supervisar el financiamiento de asociaciones musulmanas e incrementar los requisitos para autorizar la práctica de los imanes.

La iniciativa de Emmanuel Macron ha generado controversias al interior de este país y en el extranjero puesto que fue elaborada únicamente para vigilar y controlar a la comunidad musulmana. Este tipo de legislaciones y el uso de discursos xenófobos e islamofóbicos refuerzan la idea errónea de que el islam es el enemigo de la República, de occidente.

Las diferencias culturales en el seno del Estado secular francés no implican por sí mismas impedimentos para la consolidación de una identidad política francesa. La pertenencia a la comunidad musulmana no significa un rechazo a “lo francés”. “[L]as identidades pueden ser limitantes y ‘pegajosas’ sin que estas se basen en principios étnicos”.[8]

De hecho, los franceses musulmanes son la comunidad musulmana con más arraigo a su identidad nacional de toda Europa. De acuerdo con datos del Pew Research Center, el 42% de los nacionales franceses que pertenecen al islam, se consideran a sí mismos como franceses antes que musulmanes. Estas cifras podrían ser incluso más altas si el Estado francés adoptase posturas más conciliadoras y procurara su pasado y esencia multicultural. [9]

Por supuesto, cualquier ataque o crimen que se lleve a cabo en contra de cualquier individuo es totalmente reprobable. Lo que debe ser evaluado es la postura de una de las figuras más importantes de Francia y de la Unión Europea frente al actual clima sociopolítico. El derecho a la libre expresión es fundamental, claro está, sin embargo, como la propia Angela Merkel ha declarado, “la libertad de expresión tiene sus límites, esos límites comienzan cuando el odio es propagado. Comienzan cuando la dignidad de otras personas es violada”. [10]  

Suscríbete a CEMERI

*obligatorios

Es ampliamente reconocido el hecho de que el uso de gráficos sobre figuras religiosas es una gran falta de respeto y ha sido una forma de violentar a la comunidad musulmana. En este respecto, la elección de palabras del mandatario francés lanza un mensaje muy claro: no existe una mínima empatía hacia un sector de la población que ha sido parte del proceso de construcción del Estado moderno francés y que también ha sufrido por las acciones de una minoría religiosa.

Sin importar cuáles sean las motivaciones de Emanuel Macron, su rol como líder nacional y europeo debería recordarle la necesidad de elaborar discursos menos abruptos y que apunten a la protección de todos los franceses, no sólo de la mayoría no musulmana, y a la erradicación de la discriminación.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
[1] Polls of Polls, “France”. https://www.politico.eu/europe-poll-of-polls/france/ (Consultado el 15-12-2020)
[2] Íbidem
[3] Bowen, John. 2009. Can Islam Be French? Pluralism and Pragmatism in a Secularist State. Estados Unidos:. Princeton University Press.
[4] Pew Research Center “5 facts about the Muslim population in Europe”. https://www.pewresearch.org/fact-tank/2017/11/29/5-facts-about-the-muslim-population-in-europe/ (Consultado el 10-12-2020)
[5] Íbidem
[6] Huntington, Samuel. 1993. “¿Choque de civilizaciones?” Foreign Affairs. 72 (3).
[7] Ministère de l’Europe et des Affaires étrangères. “Secularism and Religious Freedom”. https://www.diplomatie.gouv.fr/en/coming-to-france/france-facts/secularism-and-religious-freedom-in-france-63815/article/secularism-and-religious-freedom-in-france#:~:text=%22France%20is%20an%20indivisible%2C%20secular,states%20the%20Constitution%20of%201958. (Consultado el 17-12-2020)
[8] Cederman, Lars-Erik. 2000. “Nationalism and Bounded Integration: What it would take to construct a European Demos” Robert Schuman Centre for Advanced Studies No. 34 (septiembre): 21
[9] Pew Research Center. “The French-Muslim Connection” https://www.pewresearch.org/2006/08/17/the-frenchmuslim-connection/#:~:text=Among%20those%20under%20age%2035,and%2016%25%20as%20both%20equally. (Consultado el 17-12-2020)
[10] Ruptly. “Germany: Freedom of speech has ‘limits’ – Merkel” 27 noviembre 2019, video, 1min57s. https://www.youtube.com/watch?v=zfij-OWie0w

CEMERI