¿Qué es la brecha digital?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Las nuevas tecnologías de la información y comunicación son una herramienta que nos permiten acceder a cualquier tipo de información y conocimiento, nos encontramos en una era en la cual podemos conectar con cualquier persona alrededor del mundo, y resolver nuestras dudas con un solo clic. Esta era digital ha traído consigo un sinnúmero de ventajas que han facilitado nuestras vidas diarias, sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas, ya que, desgraciadamente también ha traído consigo consecuencias negativas.

De esta nueva apertura digital, se esperaba beneficiara a todos por igual, y acortase las diferencias sociales que ya existían, pero tristemente las ha aumentado; es de estas nuevas diferencias y desventajas que nace el término Brecha Digital. Vale la pena mencionar que, dicho término no es nuevo, y tiene su origen en los años noventa, tras el impacto que las TIC comenzaban a tener.

Según la Oficina para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) brecha digital se refiere “al desfase o división entre individuos, hogares, áreas económicas y geográficas con diferentes niveles socioeconómicos con relación tanto a sus oportunidades de acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, como al uso de Internet para una amplia variedad de actividades”

Se considera existen tres brechas digitales, las cuales han ido evolucionando a la par que las nuevas tecnologías se han ido incorporando en la sociedad misma; la primera brecha digital es aquella que distingue entre las personas conectadas a dispositivos tecnológicos y quienes no lo están. A pesar de que en los últimos años se ha facilitado el acceso a las TIC, esta desigualdad sigue estando presente; la
situación socioeconómica de las personas juega un papel determinante en la accesibilidad de las nuevas tecnologías, quiere decir, entre más bajo sea el estatus económico, más complicado es el acceso a estas, ya sea por la falta de dispositivos tecnológicos necesarios o por el tipo de conexión de internet disponible, o en su caso, la falta de este.

“La brecha digital no solo se refiere al acceso a la red de internet, sino también a la disponibilidad de las herramientas relacionadas con las TIC, el hardware, y al uso que se hace de las mismas a través del software.”

Martín Romero, A. 2020.

Es importante mencionar la importancia que tienen los hardware o dispositivos tecnológicos dentro de la brecha digital, ya que de nada sirve tener un dispositivo tecnológico que se considera
obsoleto gracias a las nuevas actualizaciones.

La segunda brecha digital, es aquella que distingue las dificultades a las que se enfrentan las personas al utilizar las nuevas tecnologías una vez han logrado el acceso a las mismas; la edad, por ejemplo, es uno de los factores representativos de esta segunda brecha; esto se debe a la división generacional: los que crecieron sin tecnologías o con muy pocas herramientas, los que fueron creciendo al mismo
tiempo que las tecnologías se fueron desarrollando, y quienes nacieron y están creciendo en un mundo totalmente digital.

Aquellos que no están acostumbrados al uso de estas tendrán una mayor dificultad al momento de interactuar con las mismas, lo que puede llegar a afectarles de manera académica, profesional y personal; con el paso de los años, dichas tecnologías tomarán cada vez más importancia en
nuestra vida diaria.

La tercera brecha digital, es aquella que se enfoca en las oportunidades desiguales que tienen las personas de aprovechar las nuevas tecnologías. Es importante que no se confunda con la segunda brecha, en donde los problemas se basan en la dificultad de aprender a utilizar las tecnologías, mientras que, en la tercera brecha, el problema nace de las barreras particulares que evitan el total aprovechamiento de dichas tecnologías.

Algunos ejemplos de estas barreras de la tercera brecha pueden ser: el nivel de formación de los ciudadanos, entre mayor sea nuestro nivel educativo, se nos facilitará más el uso de dichas tecnologías, además de que se tendrá la capacidad de seleccionar información fidedigna que nos proporcione mejores utilidades de esta; la localización geográfica es una variable importante en el acceso a estas
tecnologías, ya que, las diferencias de desarrollo e infraestructura entre espacios geográficos pueden hacer una gran diferencia, pues no es igual de simple conectarse a internet en una zona rural, como lo seria en una zona urbana.

Un ejemplo del cómo afecta la brecha digital afecta la vida diaria es el caso de la pandemia por COVID-19; dadas las circunstancias en todo el mundo se tuvieron que detener casi todas las actividades que no fueran primordiales, con el propósito de evitar la propagación del virus, lo que a la mayoría nos obligó a continuar con nuestras actividades diarias de manera remota, llámese teletrabajo, educación
online, comunicación y actividades de ocio, etc. Dicha dependencia digital ha estado vulnerando a grupos marginalizados, pero durante la pandemia, esto ha empeorado aun más.

Es en este contexto que la mayoría de las escuelas, se vieron forzadas a cerrar sus instalaciones y buscar la manera en que continuaran las clases a pesar de no poder reunirse en persona; es aquí donde las nuevas tecnologías tomaron un papel importante, ya que con ayuda de los recursos digitales existentes las clases pudieron continuar de manera virtual. Sin embargo, este tipo de clases afectó a
muchos niños que se encontraban en una situación socioeconómica desfavorable, principalmente en los países en desarrollo y en zonas rurales, en donde estos niños no contaban con una conexión de internet, una computadora o un teléfono inteligente con el cual conectarse a sus clases.

Tal y como especifican Kuric Kardelis et al:

En otras palabras, la educación online agrava las desigualdades sociales. A los problemas de accesibilidad TIC y conectividad debemos añadir la falta de competencias digitales, el capital cultural general del entorno familiar y la existencia de problemas específicos de convivencia, vulnerabilidad y pobreza que afectan al seguimiento del curso académico.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Aída Jiménez

Domínguez Alegría, G. (2018, diciembre). Brechas. Impacto de las brechas digitales
en la población extranjera. Accem. http://hdl.handle.net/11162/193083


Kuric Kardelis, S., Calderón Gómez, D., & Sannmartín Ortí, A. (2021). Educación y
brecha digital en tiempos del COVID-19. Perfiles y problemáticas
experimentadas por el alumnado juvenil para continuar sus estudios durante
el confinamiento. Revista de Sociología de la Educación-RASE, 14(1), 63.
https://doi.org/10.7203/rase.14.1.18265

Maya Álvarez, P. (2008). La brecha digital, brecha social. Los recursos humanos en
el desarrollo y la capacitación a través del aprendizaje digital. Gazeta de
Antropología, 24/2. http://www.gazeta-antropologia.es/?p=2274

Martín Romero, A. (2020). La brecha digital generacional. Temas Laborales: Revista
andaluza de trabajo y bienestar social, 151, 77–93.
https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=7464144

OCDE. (2001). Understanding the digital divide. Paris. https://www.oecd-
ilibrary.org/scien-ce-and-technology/understanding-the-digital-
divide_236405667766

¿Qué son los Estados Fallidos?

La perdida del monopolio de la violencia legítima dentro del territorio es la característica principal de los ‘Estados Fallidos’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CEMERI

[ivory-search id="5503" title="Default Search Form"]