Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
cemeri-banderas-mexico-estados-unidos

La hiperglobalización y sus nuevas formas de poder: Sharp power

El estado de globalidad es una realidad para las relaciones internacionales en todas sus dimensiones. Día con día se avanza con más velocidad en la profundización de las interconexiones en los ámbitos sociales, tecnológicos, económicos y culturales. En otras palabras nos encontramos en una era de la hiperglobalización.

“…la hiperglobalización sería la situación de elevada interdepen­dencia en la sociedad mundial. Los flujos de bienes, servicios y capitales se aceleraron, al igual que los intercambios digitales (…) en el que la capacidad de proceso, aceleración y tratamiento de información y datos alcanza nuevos niveles”[1]

Esta dinámica contemporánea, ha provocado un flujo masivo e inmediato de la información que tiene el potencial de ser manipulado con el fin alterar la percepción de las audiencias. Es por ello que, en las naciones democráticas, los electorados sean especialmente vulnerables a una exposición de información que sesgue su decisión hacia una u otra tendencia política.

globalization featured image twitter
Fuente: Peterson Institute for International Economics

La manipulación o construcción de percepciones, a favor de una determinada causa o actor, es comúnmente acompañada de la aparición de fuentes o declaraciones no verificadas. Esta práctica política fue incluso reconocida, en 2017, por la Universidad de Oxford bajo el término de “postverdad” el cual consiste en “circunstancias en las que los hechos objetivos influyan menos en la formación de la opinión pública que las apelaciones a las emociones y las creencias personales”[2].

Sin embargo, es necesario aclarar que, si bien este fenómeno ha cobrado fuerza es por la desilusión social derivada del incumplimiento de las promesas de desarrollo sobre las que se basaron las agendas neoliberales y democráticas desde inicios de milenio., dicho hastío político no solo propicia que el sentir sobrepase la racionalidad, sino que exista un estado de polaridad y otredad entre críticos y reaccionarios del status quo.

Una nueva forma de poder: Sharp power

Teniendo en cuanta que la legitimidad del voto lo es todo en las democracias occidentales, el panorama sociopolítico del siglo XXI hace de esta cualidad una vulnerabilidad para dichos sistemas políticos. La imagen que cada ciudadano tiene del panorama nacional y sus opciones políticas son un factor decisivo en el ejercicio de sus derechos civiles.

En este sentido es que, Christopher Walker y Jessica Ludwig, identificaron que existían actores internacionales con la capacidad de “moldear las percepciones, sentimientos y opiniones del público en el extranjero”[3]. Esta nueva forma de poder fue denominada como sharp power o “poder agudo” y es ejercida a través de una multiplicidad de canales que pretenden consolidar determinados intereses a través de los flujos de información de una nación.

El Sharp power pretende controlar la narrativa discursiva a fin de poder manipular, enfocar o distraer la atención sobre una situación o actor determinados.

“…no es una “ofensiva de encanto”, ni es un esfuerzo por “compartir ideas alternativas” o “ampliar el debate”. No se trata principalmente de atracción o incluso de persuasión; en cambio, se centra en la manipulación y la distracción”[4]

Es su carácter proactivo e intervencionista lo que lo diferencia de conceptos tradicionales de poder, como lo sería el soft power o poder blando, haciendo que no se trate de promover una postura sino de implantar o extraerla dentro de una determinada audiencia.  Esto hace que su análisis y categorización de este tipo de poder cobre cada vez más relevancia ante el aumento de la influencia de las fuentes informativas informales dentro de los comicios electorales contemporáneos.

¿Sharp power mexicano?

En el contexto electoral de Estados Unidos surge la cuestión de si México podría tener el potencial para construir un sharp power e influenciar positivamente a las audiencias que forman las bases políticas de los dos principales partidos contendientes. Esta posibilidad sería un parteaguas en el ejercicio de la política exterior mexicana ya que implicaría una postura proactiva y una coordinación bajo objetivos comunes de actores que históricamente nunca han homologado sus agendas.

Una de las principales ventajas sería la posibilidad de contar con una mayor incidencia para distraer o enfocar a las audiencias americanas hacia elementos que sirvan para fortalecer la política exterior. La influencia en las narrativas de los flujos de información y en las percepciones de las bases políticas son un canal no confrontativo e indirecto que puede trascender en la elección de representantes más afines a profundizar la relación binacional con México.

Los principales canales que el gobierno mexicano podría utilizar para este fin tendrían que contar con la capacidad operativa de ejecutar y mantener programas enfocados en el manejo de las percepciones sobre temas prioritarios de la parte mexicana en la relación binacional. Algunos de ellos podrían ser: el Servicio Exterior Mexicano, las diásporas establecidas en Estados Unidos, las instituciones académicas, alianzas público-privadas y el gobierno federal a través de programas y recursos mediáticos.

unnamed
Fuente: ciaO

Sin embargo, su factibilidad estará en función de alcanzar cierto nivel de continuidad frente a los cambios de las coyunturas políticas internas del país. Lo cual, en cierto modo, se ha visto favorecido con la aplicación de las directrices del proyecto político, ideológico y social de la actual fuerza política en México. 

Es posible que nos encontremos en una etapa muy prematura para pensar en la ejecución integral de una estrategia de sharp power dentro de la política exterior mexicana. Sn embargo, es una alternativa: complementaría a los programas del gobierno en el exterior, versátil a la tendencia política de la audiencia objetivo e indirecta a fin de evitar tensiones en las relaciones diplomáticas.

El principal obstáculo que enfrentará el país para poder implementar este tipo de políticas proactivas en el campo internacional serán los factores de continuidad y coordinación política. Esto se traduce concretamente en fortalecer su vínculo civil con la diáspora mexicana y generar directrices t de política exterior que trasciendan los cambios internos de gobierno.

El grado de globalidad que ha alcanzado la apertura de medios informativos y espacios de discusión respecto cuestiones públicas, especialmente en tiempo electorales, podría ser la base para construir una estrategia que compense la situación asimétrica de nuestro país respecto a los Estados Unidos. Las elecciones estadounidenses del 2020 son una gran oportunidad para evaluar la viabilidad de este nuevo esquema de poder desde la perspectiva mexicana.

Es así como, la reciente categorización del sharp power, en el contexto de hiperglobalización en que nos encontramos, brinda una oportunidad para explorar la posibilidad de aprovecharlo positivamente en la política exterior de México. Permitiendo así, la construcción de herramientas más efectivas que incrementen la capacidad del Estado para promover el interés nacional.

[1] Biswas, C. “India-China clash: 20 Indian troops killed in Ladakh fighting”, https://www.bbc.com/news/world-asia-53061476 , consultado el 1 de agosto de 2020.

[2] Hughes, L. “String of Pearls Redux: China, India and a Cambodian Base”, https://www.futuredirections.org.au/publication/string-of-pearls-redux-china-india-and-a-cambodian-base/, consultado el 1 de agosto de 2020.

[3] FORUM. “Canal Conundrum”, https://ipdefenseforum.com/2019/01/canal-conundrum/, consultado el 1 de agosto de 2020.

[4] Bangkok Post Editorial. “Time to revisit canal project”, https://www.bangkokpost.com/opinion/opinion/1839359/time-to-revisit-canal-project, consultado el 2 de Agosto de 2020.

[5] Cabestan, J-P. “China’s Djibouti naval base increasing its power”, https://www.eastasiaforum.org/2020/05/16/chinas-djibouti-naval-base-increasing-its-power/, consultado el 2 de agosto de 2020.

[6] Gupta, S. “India’s answer to China-backed Thai Canal plan is a huge military upgrade in islands”, https://shorturl.at/agjsO, consultado el 2 de agosto de 2020.

[7] Hand, M. “EXCLUSIVE: Malacca Straits VLCC traffic doubles in a decade as shipping traffic hits all-time high in 2017”, https://shorturl.at/lnABK, consultado el 2 de agosto de 2020.

[8] Abdul, R. “A descriptive method for analysing the Kra Canal decision on maritime business patterns in Malaysia”, https://link.springer.com/article/10.1186/s41072-016-0016-0, consultado el 2 de agosto de 2020.

[9] Thaler, D. “Making Headway Against the Sinai Insurgency”, https://shorturl.at/nrwC7, consultado el 2 de agosto de 2020.

[10] Bloomberg. “Thailand studies Malacca bypass to link Indian and Pacific oceans”, https://www.japantimes.co.jp/news/2020/08/30/business/thailand-studies-malacca-bypass/, consultado el 2 de agosto de 2020.

Compartir artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Artículos relacionados