Saltar a contenido
[X]

Análisis

Jesús Alejandro Aguilar Canché

¿Cuál ha sido el papel de las Naciones Unidas en el conflicto palestino-israelí?

- ¿Serán suficientes los esfuerzos humanitarios de la ONU dentro del conflicto palestino-israelí?

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) mantiene un papel vital en el conflicto palestino-israelí, desde la creación del territorio que hoy los judíos reconocen como patria, hasta las resoluciones que condenan las acciones de este. La pugna lleva décadas en desarrollo y si bien la paz es el objetivo en común, los medios para obtenerla difieren de manera significativa entre ambos bandos, por lo que la ONU debe mantenerse firme en su intento de guiar una resolución pacífica que satisfaga a todas las partes.

Nacimiento del Estado

El Estado de Israel nació a partir de una iniciativa dentro de las mismas Naciones Unidas, como una manera de brindar soberanía territorial dentro del área que la organización entendió como "Medio Oriente para los judíos", quienes habían sido perseguidos y exterminados durante la Segunda Guerra Mundial. También fungía como un área donde los palestinos podían habitar sin estar bajo jurisdicción británica. Es así como en 1948, después de siete décadas de esfuerzos diplomáticos por el movimiento sionista, se dividió a Palestina en dos Estados independientes: por un lado, árabe y, por el otro, judío.

Las tensiones no tardaron en surgir, pues el reconocimiento de la legitimidad del Estado de Israel siempre ha estado en duda para las perspectivas más extremistas, tanto árabes como antisemitas. Mientras, la mayoría de los expansionistas israelíes vieron más allá de las fronteras que la ONU había planteado para dividir ambos Estados, lo cual se resumió en diferentes encuentros militares, que resultaron en un constante tira-y-afloja por el territorio palestino. (Basallote 2021)

Involucramiento de las Naciones Unidas

Los esfuerzos de la ONU iniciaron cuando se delimitó el territorio entre ambas poblaciones y se redoblaron con la guerra de los Siete Días, después de que Israel maniobró su fuerza aérea con el fin de neutralizar a sus contrapartes en Egipto, Siria y Jordania, para proceder a tomar el control en la península del Sinaí, la Franja de Gaza y los Altos del Golán. El Consejo de Seguridad concretó una resolución para plantear a los israelíes el ceder los territorios conquistados a cambio de que los países árabes abandonaran el estado de guerra contra ellos, sin embargo, dicho intento palideció ante el rechazo unánime de los bandos involucrados en el conflicto.

Antes de la Guerra de Siete Días, las Naciones Unidas mantenían tropas acumuladas en las fronteras con la misión de mantener la paz, lo cual se convirtió en una solución frecuente pero poco fructífera para calmar un conflicto recién iniciado que se perpetuaría durante décadas, con o sin su presencia en los territorios. La diplomacia de los miembros de la ONU, dentro y fuera del Consejo de Seguridad, ha sido una alternativa necesaria, pero de poco impacto cuando se toma en cuenta la cantidad de enfrentamientos que han protagonizado árabes y judíos a lo largo de los años. No obstante, la organización ha modificado su papel inicial para cubrir más aspectos humanitarios y mitigar el daño a la población civil debido a los constantes enfrentamientos.

Ayuda humanitaria

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo es un brazo de la ONU casi tan antiguo como el Estado de Israel mismo. Fundada en 1949 y gracias a la Resolución 302, nació como una iniciativa para la creación de campamentos para refugiados, donde se podían alojar alrededor de 700,000 palestinos desplazados de manera forzada durante el avance de tropas provenientes de Israel en 1948.

Lo que comenzó como una medida para preservar la vida de miles de palestinos, hoy es una agencia que se encarga de la formación educativa de más de medio millón de niños y niñas a lo largo de 700 centros de ayuda. Así, la agencia se convirtió en uno de los muchos procedimientos con los que la ONU busca hacer frente a los efectos destructivos que los constantes conflictos tienen en la sociedad. También sirven para proteger a los infantes de ideas extremistas que perpetúen la violencia en años posteriores, como sucede cuando los grupos fundamentalistas islámicos reclutan jóvenes en la pobreza para convertirlos en soldados.

Por otro lado, el Organismo de las Naciones Unidas para la Vigilancia de la Tregua (ONUVT) es la operación de mantenimiento de la paz que más tiempo ha durado, pues se estableció en 1948 con el fin de supervisar el alto el fuego a lo largo del Medio Oriente. Además, tiene como objetivo mitigar la violencia que asedia los territorios palestinos e israelíes. Su operación actual se enfoca en los Altos del Golán, territorio ocupado por estos últimos desde la Guerra de Siete Días.

Ámbito diplomático

En 1973, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas construyó y aprobó la resolución 338, recién terminadas las hostilidades durante la Guerra de Yom Kipur, donde la ofensiva árabe había tomado por sorpresa a las tropas israelíes, quienes no tuvieron mucho problema para repelerla y reclamar otra victoria a su favor. La ONU pidió que se iniciaran negociaciones de paz y, a comparación de la resolución 242 rechazada por todas las partes, en este caso Israel y Egipto accedieron a las condiciones. A pesar de la negativa de Siria, Irak y Jordania, se consideró como un avance.

Más adelante, en 1974, la Asamblea General se encargó de reafirmar distintos rubros, como los derechos del pueblo palestino a la libre determinación, independencia nacional y soberanía para el regreso de los refugiados. Un año después, el mismo órgano estableció el Comité para el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino y brindó a la Organización de Liberación de Palestina (OLP) la condición de observadora en la Asamblea. (Guadalupe 2016)

El énfasis sobre los movimientos humanitarios de la ONU en el conflicto palestino-israelí sirve para contrastar la eficacia de estas agencias y operaciones en la protección de derechos humanos de los civiles, quienes sufren la mayor parte de los daños. Dejando de lado el potencial que existió en 1993 con los Acuerdos de Oslo entre Isaac Rabin, primer ministro de Israel, y Yasser Arafat, primer presidente de la Autoridad Nacional Palestina, la situación política entre ambas regiones puede considerarse, en el mejor de los casos, inestable.

Apenas los políticos encontraron las bases para establecer un diálogo, fueron interrumpidos por el surgimiento de grupos extremistas dispuestos a hacer a un lado los acuerdos para perpetuar la violencia, según ellos, como venganza por los actos de constante expansión de los israelíes. El extremismo ha tomado un lugar en el panorama internacional, especialmente en la Franja de Gaza, lo cual dificulta el trabajo de los Estados y la ONU en la búsqueda por la paz, pues representa una amenaza para la estabilidad que sus programas humanitarios pueden brindar.

Las limitaciones con las que cuentan las Naciones Unidas ha fungido como factor para la prevalencia del conflicto, mientras que el pueblo palestino sigue sufriendo por las malas decisiones tomadas hace décadas por la misma organización que hoy en día no puede defenderles. Palestina, por su parte, tiene la oportunidad de aprovechar su estatus como observador no miembro de la ONU para cambiar la opinión de Estados neutrales y ejercer presión en la comunidad internacional para el apoyo a su causa; sin embargo, no es una misión fácil, menos cuando gran parte de los esfuerzos israelíes se concentran en desacreditar la causa palestina por los actos terroristas de Hamás.

Fuentes

    Basallote, A. ¿Tiene solución el conflicto palestino-israelí? The Conversation. 22 de agosto de 2022. https://theconversation.com/tiene-solucion-el-conflicto-palestino-israeli-187197

    Cyjon, R. "Perspectivas y Reflexiones Sobre El Conflicto Árabe Palestino, Judío Israelí." Cuadernos Judaicos (38): 3-37. 2021. doi:https://doi.org/10.5354/0718-8749.2021.65761. https://www.proquest.com/scholarly-journals/perspectivas-y-reflexiones-sobre-el-conflicto/docview/2621663166/se-2.

    Jorge Gómez Barata. "Judíos y Palestinos Tienen Una Oportunidad." El Diario La Prensa, Jul 10, 2006. https://www.proquest.com/newspapers/judíos-y-palestinos-tienen-una-oportunidad/docview/368568734/se-2.

    Kingsley, P. Palestinos e israelíes: ¿a qué se debe la crisis actual? (Published 2021). The New York Times. 19 de mayo de 2021. https://www.nytimes.com/es/2021/05/19/espanol/palestinos-Israel-a-que-se-debe-la-crisis.html

    Márdero Jiménez, Gabriela Guadalupe. «Del Fracaso Del Proceso De Paz Al Izamiento De La Bandera Palestina En La ONU. Algunas Consideraciones Sobre El Renovado Impulso diplomático De La Autoridad Nacional Palestina». Revista De Relaciones Internacionales De La UNAM, n.º 124 . Octubre, 2016. https://www.revistas.unam.mx/index.php/rri/article/view/57547.


El mejor contenido en tu bandeja de entrada

Únete a nuestro boletín con lo mejor de CEMERI

Artículos relacionados

Aguilar, Jesús. “¿Cuál ha sido el papel de las Naciones Unidas en el conflicto palestino-israelí?.” CEMERI, 28 oct. 2022, https://cemeri.org/art/a-conflicto-israel-palestina-onu-jv.