España anuncia que su política exterior será feminista

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En marzo de 2021 España anunció la puesta en marcha de una Política Exterior Feminista, presentando un documento[i] que resume las líneas que seguirá esta política pública. El mismo día de su presentación, la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, hablaba en el programa de radio Hora 25[ii] de cadena Ser sobre las resistencias existentes para la implementación de esta política: “Porque esto va de empoderar. Y en la palabra empoderar está la palabra poder. Quien lo tiene no lo quiere soltar y quien no lo tiene, lo quiere”.

A pesar de que será necesario mucho trabajo interno para limar resistencias y mejorar las capacidades del personal implicado, probablemente España no haya pasado por un momento mejor para dar este paso al frente y afianzar una línea de trabajo en la que se ha mantenido, con mayor o menor impulso dependiendo del gobierno en el poder, durante más de 2 décadas. A lo ya caminado, se le unen algunas oportunidades de contexto que pueden favorecer su puesta en marcha:  

  • Por una parte, el movimiento feminista español ha tenido una enorme visibilidad a nivel internacional en los últimos años, tanto por la presión que ha ejercido para promover cambios legislativos en el país y protestar sobre las violencias hacia las mujeres, como por su capacidad de diálogo y seguimiento de los similares movimientos acontecidos en el mundo. Hay mucha capacidad, así como redes de trabajo multinivel.
  • En segundo lugar, España ha dado pasos importantes tanto en la aprobación de leyes que promueven la igualdad como en representación política paritaria. Puede compartir su experiencia con otros países, por ejemplo, dentro de sus programas de cooperación internacional para el desarrollo. Además, en parte gracias a las feministas que trabajan en función pública, se cuenta con una trayectoria de apoyo constante a iniciativas y espacios relacionados con la igualdad de género a nivel internacional.
  • Por otro lado, en el actual gobierno existe un importante número de mujeres feministas. Esto hace que se dé una interesante oportunidad: demostrar que la igualdad está por encima de intereses partidistas. Esta oportunidad puede perderse si se cae en la lucha por abanderar el feminismo por parte de los partidos de la coalición y/o si no se garantiza un espacio para la participación del movimiento feminista español y de los países en los que se trabaja.
  • Para finalizar, España se suma a otros países que desde 2014, con Suecia a la cabeza, han definido su política exterior como feminista. Además de poder aprender de la experiencia de estos países en cuanto a aciertos y errores, cuenta con un número relevante de posibles países aliados para avanzar en la agenda global de género.

Se refuerza el grupo de países que definen su política exterior como feminista

Suecia anunció en 2014 que su política exterior sería feminista. No eludía lo que era la palabra maldita: feminismo. Rompía de esta manera un tabú y se subía a una ola que no ha dejado de crecer, dada la importancia que el feminismo global ha ido tomando con movilizaciones históricas en todo el mundo[iii].

Rota la barrera, le seguiría en 2017 Canadá[iv]. Francia en 2018 se acerca a esta tendencia aprobando su “Estrategia Internacional de Francia para la igualdad entre mujeres y hombres (2018-2022)”, hablando en la actualidad abiertamente de política y diplomacia feminista [v].

A finales de 2019, el secretario de Relaciones Exteriores de México aseguró ante la Asamblea General de Naciones Unidas que “el Gobierno de México se considera un gobierno feminista”[vi]. A principios de 2020, este país anuncia la adopción de su política exterior feminista, siendo el primero en hacerlo en América Latina.[vii] Chile se encuentra actualmente en un proceso de reflexión al respecto.[viii]

Todos los países tienen una definición propia de lo que persiguen, abordando la igualdad como fin en sí mismo o como medio para alcanzar otros objetivos. Han producido informes sobre la ejecución de su política y han recibido críticas sobre las mismas.

POLÍTICA EXTERIOR FEMINISTA. Impulsando la Igualdad en la Acción Exterior española

España presentó su política exterior feminista difundiendo un breve documento que se divide en 6 puntos y, en gran parte, recoge acciones y dinámicas en curso. El documento se estructura como sigue:

  1. Impulsando la Igualdad en la Acción Exterior española

En este punto, aunque no aparezca definido directamente, se atribuye la finalidad de esta política a contribuir a “avanzar hacia la igualdad real y efectiva en el plano internacional”. Enmarca este nuevo enfoque en sus políticas públicas para promover y garantizar la igualdad, aludiendo a la necesidad de la coherencia de la política exterior con las mismas, y la oportunidad que la política ofrece para “profundizar en el cumplimiento de los compromisos internacionales asumidos por España”

2. Principios rectores: ¿En qué se traduce la adopción de una política exterior feminista?

Aquí se afirma que “la nueva Estrategia de Acción Ex­terior de España recoge la promoción activa de la igualdad de género como un principio transversal y un eje prioritario de la acción exterior española”. Toma la orientación que España ha mantenido en su política de cooperación internacional para el desarrollo de combinar un enfoque transversal y sectorial.

Los cinco principios rectores de esta estrategia son:

  • Enfoque transformativo
  • Liderazgo comprometido
  • Apropiación
  • Participación inclusiva y fomento de alianzas

3. Instrumentos: ¿Cómo se llevará a cabo la política exterior feminista?

Cita lo que considera las principales herramientas para ejecutar la política:

  1. Transversalización del enfoque de género en la política exterior
  2. Diplomacia bilateral y regional
  3. Unión Europea
  4. Cooperación internacional para el desarrollo sostenible
  5. Protección y asistencia consular
  6. Diplomacia pública
  7. Políticas de igualdad dentro del Servicio Exterior

4. Líneas de acción: Prioridades temáticas de la política exterior feminista

En este punto, se desarrollan los temas que serán prioritarios dentro de esta política, además de la transversalización efectiva de la perspectiva de género.

  1. Mujeres, Paz y Seguridad
  2. Violencia contra mujeres y niñas
  3. Derechos humanos de mujeres y niñas
  4. Participación de mujeres en espacios de toma de decisiones
  5. Justicia económica y empoderamiento de las mujeres

5. Actores: Trabajando juntos

Los actores citados en este apartado, que se presupone serán los principales, son: Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación (MAUC), Agencia Española de la Cooperación In­ternacional y de Desarrollo (AECID), otros organismos vinculados o dependientes del MAUC (Instituto Cervantes, Fundación Carolina, Fundaciones-Conse­jos y la Red de Casas), otros Ministerios y Administra­ciones Públicas (Administración General del Estado, administraciones autonómicas y administraciones locales) y actores externos a la administración (organizaciones no gubernamentales, organizaciones defenso­ras de los derechos de las mujeres, sector privado, universidades y centros de investiga­ción, organizaciones multilaterales).

El documento se cierra con un breve punto con el título “Mecanismos de seguimiento y recursos”, en el que hace un llamado a reflejar el enfoque de género en los instrumentos de financiación existentes y el apoyo a proyectos y organizaciones que promuevan los derechos de mujeres y niñas. Igualmente, comunica que se dará seguimiento a esta política mediante informes anuales que se presentarán en sede parlamentaria, además de anunciar la creación de un Grupo Asesor de alto nivel para la identificación de prioridades y vías de actuación.

Comentarios

El anuncio de que la política exterior española será feminista abre oportunidades y puede acelerar un cambio cultural en las organizaciones que desarrollan la acción exterior, para lo cual será necesario prever una estrategia de gestión del cambio. Como la propia ministra de asuntos exteriores reconoce, las resistencias existen y se requiere formación en género desde los puestos de liderazgo hasta los de ejecución de acciones. La implementación de una política feminista es compleja sin una organización feminista o, al menos, con liderazgos feministas en puestos clave.

Dado que la ministra aseguró en la presentación que el lanzamiento de la política no responde a una decisión estética, lanzar una política feminista parte de una premisa esencial: la igualdad entre mujeres y hombres es un bien global esencial cuyo alcance contribuirá a un mundo más justo. También lleva como punto de partida el reconocimiento de la desigualdad, discriminación y violencias hacia las mujeres como un problema estructural y global que obstaculiza el desarrollo, la democracia y el bienestar. Lleva implícito el reconocimiento del feminismo como movimiento y doctrina; su implementación a nivel internacional presume la aceptación de la existencia de los diferentes feminismos que conforman el movimiento global. También se parte del hecho de la necesidad de medidas equitativas para alcanzar la igualdad sustantiva o real, dados los obstáculos existentes.

El documento presentado para el lanzamiento de la política recoge acciones ya en curso y líneas de acción a futuro, mezclando en ocasiones ámbitos de trabajo muy diversos y con objetivos diferentes, como puede ser la labor diplomática y la cooperación internacional para el desarrollo.  Carece de una definición de misión, visión y valores, lo cual sería útil para facilitar la definición de objetivos, resultados e indicadores, algo que será imprescindible realizar para medir la real ejecución e impacto de la política. Podría ser interesante que esta nueva orientación de la política exterior como feminista diese lugar a la revisión de la misión y valores centrales de cada una de las áreas de acción exterior.

Separar claramente las acciones a emprender hacia dentro (para la apropiación de la política) y las que se implementarán en su acción exterior, dejando patente la parte de la política dirigida a promoción y defensa de los intereses de España y la que se implemente en base al bien global de la igualdad de género, facilitaría su aplicación y comprensión.

La Cooperación Internacional para el Desarrollo es, posiblemente, el ámbito en el que la asunción de la política será más fácil, dada la trayectoria en el trabajo en género y por no haber renunciado al doble enfoque de trabajo horizontal y transversal, cuando esto fue la tendencia. No obstante, para la AECID, como para el resto de los actores del sistema internacional de cooperación para el desarrollo y la acción humanitaria, la generalización de la transversalización de género es todavía un reto. Al margen de existir normas, acuerdos e instrumentos para hacerlo, este asunto requiere formación del personal y que éste tenga la voluntad (o mecanismos de control) de ponerlo en el centro de su trabajo. La aplicación de políticas, programas, proyectos y acciones con perspectiva de género requiere algo esencial: una mirada sensible a género, eso que las feministas llamamos las “gafas violetas”. El acople de esas gafas requiere formación, conciencia y deconstrucción, además de un liderazgo y seguimiento fuerte desde los puestos de dirección. Por otro lado, la cooperación española está en un proceso de reforma profundo que definirá su futuro.

Suscríbete a CEMERI

*obligatorios

Algo que llama la atención es la ausencia de los sindicatos como actores para la implementación de esta política, dado su rol en la agenda sobre trabajo decente y la promoción y protección de los derechos de las y los trabajadores.

El lanzamiento de una política exterior feminista no sólo supone una oportunidad para contribuir a la reducción de la brecha de género a nivel global, sino que lo es también para promover cambios profundos en la cultura organizacional de la administración pública española y vehicular la coherencia de políticas. Ojalá sea aprovechada.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
[i] Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación Política Exterior Feminista (2021). Impulsando la Igualdad en la Acción Exterior de España. http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/SalaDePrensa/Multimedia/Publicaciones/Documents/2021_02_POLITICA%20EXTERIOR%20FEMINISTA.pdf (Consultado el 5 de abril de 2021)

[ii]https://cadenaser.com/programa/2021/03/10/hora_25/1615399305_099507.amp.html?ssm=tw&__twitter_impression=true (Consultado el 5 de abril de 2021)

[iii] https://www.government.se/reports/2018/08/handbook-swedens-feminist-foreign-policy/ (Consultado el 5 de abril de 2021)

[iv] https://www.amnesty.ca/sites/default/files/CSO%20Backgrounder%20Canada%20FFP.pdf (Consultado el 5 de abril de 2021)

[v] 2020 Haut Conseil à l’Égalité entre les femmes et les hommes. La diplomatie féministe. D’un slogan mobilisateur à une véritable dynamique de changement ?. https://www.diplomatie.gouv.fr/fr/politique-etrangere-de-la-france/diplomatie-feministe/bilan-a-mi-parcours-de-la-diplomatie-feministe-francaise-rapport-2020-du-haut/

[vi] Expansión política, “El gobierno de México es feminista: Marcelo Ebrard en la ONU”, 28 de septiembre de 2020, Expansión. https://politica.expansion.mx/mexico/2019/09/28/el-gobierno-de-mexico-es-feminista-marcelo-ebrard-en-la-onu. (Consultado 5 de abril de 2021);

[vii] https://www.gob.mx/sre/prensa/mexico-anuncia-la-adopcion-de-su-politica-exterior-feminista; https://www.google.com/url?client=internal-element-cse&cx=001009928181730403690:azhagrfyx8s&q=https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/545369/Nota_6-Poli_tica_exterior_feminista.pdf&sa=U&ved=2ahUKEwjXoe26vNbvAhVGuVkKHYQuCRAQFjABegQIBxAC&usg=AOvVaw3UjbxxuExxiJstcnArZvDE;

[viii] https://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/columnas/2020/11/29/que-es-esa-cosa-llamada-politica-exterior-feminista/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CEMERI