Rol de Turquía frente a la crisis de refugiados sirios

turkey refugees
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Dicen que una foto vale más que mil palabras, una sola foto es suficiente para activar en nosotros nuestros sentimientos más profundos y conocer realidades ajenas a nuestro entorno. Hace 5 años la foto del cadáver del pequeño Aylan Kurdi estremeció al mundo entero; tenía tan solo tres años cuando en lugar de estar jugando y disfrutando de su infancia en su natal Siria, encontró un destino trágico mientras escapaba a Grecia junto a su familia en búsqueda de un nuevo hogar. En cuestión de horas su fotografía se convirtió en tendencia mundial y abrió el debate sobre la situación de los migrantes sirios que día tras día huyen del salvaje sonido de la guerra. Su cuerpo fue encontrado en las costas turcas frente al mar egeo; es particularmente este país que ha albergado a millones de migrantes sirios como Aylan durante esta última década, entender el rol de Turquía y sus políticas aplicadas frente a esta crisis humanitaria es clave para encontrar soluciones al desafío que implican los refugiados en la agenda internacional.

Empecemos por afirmar lo siguiente: Turquía no es ajena a las corrientes migratorias.
Durante su historia, desde el İmperio otomano hasta la formación de la república en 1923, ha hospedado a personas que escapan de persecuciones en sus países de origen. Pese a que desde occidente se ha intentado mostrar a las naciones musulmanas como intolerantes frente a otras religiones, el largo imperio otomano albergó una sociedad multicultural durante más de 500 años. En épocas donde la Santa Inquisición de España oprimía con rigidez a los no católicos, el sultán Bayezid II abrió las puertas a refugiados
judíos los cuales fueron rápidamente establecidos principalmente en ciudades como Estambul, Esmirna y Tesalónica (en la actual Grecia). Su política buscaba una población cosmopolita, de hecho, el gobierno otomano llegó a creer que una gran población era la condición previa para el desarrollo económico, así como para una fuerte defensa contra enemigos externos. (1)
Otra gran corriente migratoria se produjo luego de la expansión de los rusos en la península de Crimea en el siglo 19, dando lugar al gran éxodo de tártaros musulmanes hacia Anatolia.
Conforme el Imperio otomano empezó a perder significativas posesiones territoriales, Bosnia pasó a ser parte del Imperio austrohúngaro y abrió una etapa de persecución contra la población musulmana que había adoptado una cultura e identidad otomana. En consecuencia, los perseguidos parten a Turquía en 4 diferentes olas migratorias entre 1878 y 1908. (2)

Después de la formación oficial de la República de Turquía, los eventos de escala mundial y regional provocaron la continuidad del fenómeno migratorio. Tal es el caso de los judíos que escapaban del holocausto nazi en Alemania; entre 1933 y 1945 refugiados judíos en su mayoría científicos y académicos fueron admitidos legalmente junto a sus familiares en la recién formada república. Por otra parte, luego de la Revolución Iraní de acuerdo con las cifras oficiales del Ministerio del İnterior de Turquía, cerca de un millón de personas en su mayoría kurdos y azerís, decidieron huir con dirección a Anatolia central. (3)
Con estos hechos podemos constatar que las migraciones han sido constantes en el mundo debido a violaciones de derechos humanos, genocidios o guerras y que Turquía cuenta con una amplia tradición de aceptar movimientos enormes de refugiados. Sin embargo, desde la Segunda Guerra Mundial la humanidad no había visto un desplazamiento forzoso tan grande como lo que está pasando este siglo en Siria; Turquía
actualmente es el país con más refugiados en todo el mundo, pese al gran reto social y económico que implica.

El rol de Turquía se atribuye en gran medida a su estratégica posición geográfica. Cuando la guerra en Siria poco a poco mostraba signos de que su fin tardaría mucho, millones de personas tuvieron que elegir entre dos direcciones: Líbano y Turquía. Siendo esta última la opción más cercana y segura para escapar. Por ejemplo, Alepo, una de las ciudades más pobladas de todo el país y escenario principal de la guerra por mucho tiempo esta solo a 108 kilómetros de la frontera turca. Las primeras víctimas refugiadas de la guerra llegaron a la provincia de Hatay en el 2011.
Bajo la ‘política de puertas abiertas’ Turquía inicialmente recibió a un pequeño grupo conformado por solamente 252 personas, sin necesidad de visa u otro requerimiento. Para las autoridades turcas, la política de puertas abiertas demostró que “incluso frente a flujos masivos, es posible mantener un enfoque humanitario y promulgar políticas que prioricen las necesidades de los refugiados, en lugar de tratarlos como una amenaza para la seguridad del estado. (4)

En un principio se creía que el conflicto interno en Siria cesaría y los temporales huéspedes regresarían a su país de origen. Sin embargo, la creciente evolución en las cifras de migrantes sirios forzó una modificación obligatoria en las leyes migratorias para enfrentar la crisis que afectaba directamente las fronteras de Turquía y que empezaba a tener estragos sociales en diferentes ciudades del interior del país. En el 2013 se aprobó de manera unánime por el Parlamento de Turquía la Ley de Extranjeros y Protección İnternacional con la finalidad de optimizar el marco legal de los refugiados. A través de esta ley, se garantizaba la protección de derechos de los civiles que buscaban refugio, brindándoles servicios y garantía de estatus de protección temporal.

En contraste a países del medio oriente y la Unión Europea, Turquía continuó asumiendo la titánica tarea de recibir números inimaginables de refugiados. El periodo inicial se caracterizó por gestionar la crisis a través de campamentos para refugiados en donde se pudo alojar y brindar servicios básicos a la población que huía del régimen sirio. No obstante, entre 2014-2016 la capacidad de dichos lugares fue sobrepasada por la
significativa llegada de refugiados y el aumento en la tasa de bebes sirios nacidos en territorio turco, ocasionando así la distribución de estos a otras provincias. (5) Cabe resaltar que en la actualidad los campamentos denominados ‘Centros de Refugio temporal’’ albergan a 59.645 sirios en ciudades como Hatay, Osmaniye, Adana, Kilis y Kahramanmaraş.

Rol de Turquía frente a la crisis de refugiados sirios
Fuente: Distribución de refugiados sirios en el ámbito de protección temporal por año hasta noviembre del 2020, Dirección General de Gestión Migratoria del Ministerio del İnterior de Turquía.

Desde que empezó la crisis en Siria en el 2011 hasta la fecha de acuerdo con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) Turquía alberga más de 3.6 millones de refugiados sirios, sumado a esto le siguen afganos (164.351), iraquíes (142,576), iraníes (37.732), somalíes (5.518) (11) los cuales han convertido a Turquía en el principal país de acogida para refugiados.

El uso de recursos por parte de Turquía para la atención de la crisis humanitaria
Las lamentaciones por la crisis humanitaria de Siria por parte de la comunidad internacional solo fueron en palabras, mas no en acciones. El apoyo financiero de las Naciones Unidas se ha limitado hasta 3.290 millones de dólares y la Unión Europea ha financiado a través de sus respectivas ONG’S 3.300 millones de dólares. Estas cifras contrastan enormemente con las del financiamiento de Turquía otorgado a los refugiados, sin mencionar que Turquía tiene sus propios problemas económicos domésticos, a pesar de eso ha hecho uso de 40 mil millones de dólares durante los últimos 9 años utilizando fondos públicos turcos. Esto es reflejo de la ineficiente
respuesta y falta de responsabilidad humanitaria por parte de occidente ante la crisis.
De acuerdo con el reporte de Asistencia Humanitaria Global preparado en el 2020, Turquía se sitúa por delante de Estados Unidos y Alemania con un gasto que representa el 0.84% de su PBİ en el 2019. De esta manera se convierte en el país que más ha brindado ayuda humanitaria por tercer año consecutivo.

Rol de Turquía frente a la crisis de refugiados sirios
Fuente: Reporte de Asistencia Humanitaria Global, 2020

Un importante porcentaje del dinero es destinado a la educación de la población siria en Turquía. Durante el año escolar 2019-2020 más de 684.000 de niñas y niños asistieron a escuelas en todo el país. La tasa de
escolarización más alta se encuentra entre los estudiantes de primaria con un 90% (6), durante la etapa inicial se prioriza la enseñanza en su idioma natal, así como también programas de aprendizaje del idioma turco para
facilitar su avance y permitirles integrarse en la sociedad.

El Reto de la Integración
Hasta la fecha las personas refugiadas se encuentran en las 81 provincias de toda Turquía. En Estambul hay más de medio millón de personas sirias registradas legalmente, le sigue Gaziantep y Şanliurfa. La provincia de Kilis es un caso especial e interesante que debería llamar mucho la atención. Cuenta con 142.490 habitantes de los cuales 108.657 son sirias. Es decir, el número de refugiados ha excedido al de residentes locales, la población siria representa el 76,26% de su población total.

Rol de Turquía frente a la crisis de refugiados sirios

Fuente: Distribución de sirios bajo protección temporal en las 10 provincias principales hasta noviembre del 2020, Dirección General de Gestión Migratoria del Ministerio del İnterior de Turquía.

Debido a la intensificación de la guerra civil siria las posibilidades de regreso han ido disminuyendo año tras año, algunos han optado por usar Turquía como puente para llegar a Europa en busca de nuevos trabajos, otros han continuado buscando oportunidades que les permitan una mayor independencia e integración económica. De acuerdo con el Ministerio de Comercio de Turquía hasta el 2019 los sirios crearon, o fueron socios en la creación de 159.59 empresas abriendo así puestos de trabajo que beneficie a los locales y a los sirios. Sin embargo, factores como el trabajo informal recurrente y la inflación producida por la alta demanda de alimentos básicos con la llegada de los refugiados han creado un gran descontento dentro de la sociedad turca. La población turca reclama que los sirios aceptan trabajar sin seguro y a cambio de sueldos mínimos, en consecuencia, a los empleadores les resulta mejor emplear mano de obra barata. Por este motivo muchos ciudadanos turcos han perdido sus empleos. (7)

Rol de Turquía frente a la crisis de refugiados sirios
Afiche promocionando un restaurante de comida de Alepo en Konya, Turquía. En zonas urbanas con mayor concentración de sirios se puede encontrar este tipo de publicidad en árabe dirigida al público sirio. Foto tomada por el autor.

Frente a los gastos del estado, la población ha hecho sentir su malestar ya que temen que la economía empeore, asimismo reclaman una mayor priorización a los asuntos de su propia población. Sumado a esto, el creciente número de personas sirias que han obtenido la ciudadanía turca ha alimentado la molestia y antipatía contra ellos. El ministro del İnterior Süleyman Soylu declaró en 2019 que se había otorgado la ciudadanía a 110.000 sirios, de los cuales 57.000 eran niños. (8)
Esta ola de percepciones negativas está deteriorando las relaciones sociales entre turcos y sirios creando un debate sobre su continuidad en el país. Las tenciones han llegado hasta las redes sociales en donde se han creado campañas contra los refugiados sirios cuestionando las ayudas del estado.
A pesar de que sirios y turcos son mayoritariamente musulmanes, las diferencias culturales, sociales y principalmente barreras lingüísticas han dificultado el proceso de integración: Cuando vemos otros flujos migratorios en el mundo destacan el de venezolanos migrando a Colombia o Perú, países en donde hablan un mismo idioma lo cual facilita enormemente la interacción con los locales.
El retorno de la paz a Damasco está muy lejano, y Turquía es el que seguirá sufriendo los daños colaterales por su ubicación. La crisis humanitaria iniciada en el 2011 pudo representar una oportunidad de cooperación mundial, sin embargo, fue todo lo contrario. Los países que lloran las muertes de miles de refugiados anualmente en el mediterráneo siguen sin cumplir con su responsabilidad humanitaria y se esconden bajo discursos islamófobos.
Turquía abrió sus puertas a más refugiados que todos los 27 estados miembros de la Unión Europea, su respuesta ha sido rápida, pero con muchos riesgos a su economía y seguridad nacional. Con cerca de 4 millones de sirios registrados hasta la fecha, el reto es grande y la capacidad de gestión de esta crisis en el interior del país, así como sus intervenciones militares en Siria serán determinantes para la estabilidad que tanto se desea en esta parte del mundo. Turquía y la Unión Europea deben dejar de un lado sus diferencias y fortalecer sus alianzas y relaciones diplomáticos, ya que de ellos depende el futuro de los refugiados sirios.

[1] Kemal H. Karpat, Ottoman Population 1830-1914: Demographic and Social Characteristics, London. The University of Wisconsin Press, 1985, p. 62.



[2] Ilgın Barut, Efectos de las migraciones sobre las políticas de institucionalización y migración en el período otomano ( Osmanli dönemi’nde gerçekleşen göçlerin kurumsallaşma ve Göç politikalari üzerindeki etkileri ), Revista de estudios de política social, Núm.40/2 (octubre 2018).



[3] Dirección general de gestión migratoria, Kitlesel Akımlar, https://www.goc.gov.tr/kitlesel-akinlar, consultada el 13 de noviembre del 2020.



[4] The Syrian refugee challenge and Turkey’s quest for normative power in the Middle East, Özden Zeynep Oktav, Aycan Çelikaksoy . 2015, Vol. 70(3).



[5] Refugiados sirios en Turquía (TÜRKİYE’DEKİ suriyeli mülteciler), Prof. Dr. M. Murat Erdoğan, Centro de Estudios de Migración e Integración de la Universidad
Turco-Alemana, septiembre 2019.



[6] https://www.dailysabah.com/turkey/education/turkey-sets-an-example-in-schooling-rate-of syrianrefugees#:~:text=The%20schooling%20rate%20of%20Syrian,attended%20schools%20across%20the%20country , consultada el 14 de noviembre del
2020.



[7] La gobernanza de la migración y los efectos de los refugiados sirios en la economía y la vida social turcas (Türkiye’de Göç Yönetişimi Ve Suriyeli Sığınmacıların Türkiye’ye Ekonomik Ve Sosyal Etkileri), Doğu Safa Arık, Universidad, Revista Universitaria del Instituto de Ciencias Sociales, Universidad Adnan Menderes, Vol. 7, año 2020.



[8]https://www.a3haber.com/2019/12/30/icisleri-bakani-soylu-istanbulda-474-bin-suriyeli-var-110-bin-suriyeliye-vatandaslik-verdik/ , consultada el 10 de noviembre del 2020.

Recomendado

Digest Digital

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Artículos relacionados

CEMERI