Doctrina Brezhnev ¿Doctrina de Soberanía Limitada o tesis del Deber Internacionalista?

Portada de artículo en la que se un ejército de fondo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La Doctrina Brezhnev o Doctrina de Soberanía Limitada fue un término utilizado por Estados Unidos y los medios de comunicación occidentales para definir una política soviética esbozada en noviembre de 1968 por Leonid Brézhnev en la que afirmaba el deber internacionalista de la Unión Soviética de defender e intervenir en países comunistas del Bloque del Este donde los regímenes socialistas estuviera bajo amenaza en ellos.

Después de la invasión soviética a Checoslovaquia durante la Primavera de Praga, el liderazgo soviético justificó el uso de la fuerza bajo lo que se conocería como la Doctrina Brezhnev, que establecía que Moscú tenía derecho a intervenir en cualquier país donde un gobierno comunista había sido amenazado por fuerzas hostiles como el capitalismo.

La Primavera de Praga fue un período de reformas liberales instituidas en Checoslovaquia, uno de los Estados satélite del bloque soviético, por el recién instalado Alexander Dubček en 1968. Las liberaciones económica y política fueron vistas como una contrarrevolución por funcionarios en Moscú y en una reunión del Pacto de Varsovia del 3 de agosto, Brézhnev afirmó que todos los países socialistas tenían el deber de apoyar y defender las conquistas socialistas. Menos de tres semanas después, el 20 de agosto, las fuerzas soviéticas invadieron Checoslovaquia y los partidarios de la línea dura finalmente regresaron al poder; Dubček fue depuesto más tarde.

Orígenes de la Doctrina Brezhnev o de la Soberanía Limitada

Las raíces de la doctrina Brezhnev comienzan con Lenin. Durante la Guerra Civil Rusa, el naciente Sóviet de Comisarios del Pueblo emitió una proclamación titulada ¡La patria socialista está en peligro! Después de un párrafo introductorio que afirma el “deber sagrado” de los trabajadores y campesinos de Rusia de defender la República de los Soviets “contra las hordas de la Alemania burgués-imperialista”, el Consejo de Comisarios del Pueblo enumera ocho condiciones. Las dos más pertinentes al período de la Guerra Fría afirman:

1. Todas las fuerzas y todos los recursos del país se ponen, por completo, al servicio de la defensa revolucionaria.

2. A todos los Soviets y organizaciones revolucionarias se les impone la obligación de defender cada posición hasta la última gota de sangre.

El lenguaje que se refiere a la gran Patria Socialista como un término en la política militar soviética comenzó a usarse en el 21º Congreso del Partido de 1959. Un lenguaje similar se codificaría más tarde en la constitución soviética de 1977.

La constitución adoptada el 7 de octubre en el año de 1977, también conocida como constitución de Brezhnev, establece que “La defensa de la Patria Socialista es una de las funciones más importantes del Estado, y es asunto de todo el pueblo… El deber de las Fuerzas Armadas Fuerzas de la URSS al pueblo es proporcionar una defensa confiable de la Patria Socialista y estar en constante preparación para el combate, garantizando que cualquier agresor sea repelido instantáneamente”.

La vaguedad intencional de esta declaración implica que la Unión Soviética estaba lista para librar una guerra nuclear o convencional para proteger a Europa del Este. No está claro si se extendía más allá de la frontera de sus aliados del Pacto de Varsovia, pero sentó un precedente para la invasión a estos aliados para brindar apoyo militar a sus gobiernos dirigidos por partidos comunistas.

Al igual que la Doctrina Monroe de los Estados Unidos, que fue utilizada para justificar la intervención en América Latina para proteger sus intereses en esta región del mundo, la doctrina Brezhnev pretendía cumplir con un deber internacionalista.

Formación del Pacto de Varsovia por la Unión Soviética

Por otra parte, cuando la Unión Soviética luchó contra la Alemania nazi en Europa del este, los soviéticos no liberaron a los países, como Polonia, que estaban en el camino, sino que pasaron a formar de la Unión. Otros países pasaron a tener regímenes comunistas y se adhirieron al Pacto de Varsovia, una alianza militar para contrarrestar a la OTAN. 

Conforme pasaban los años cuarenta, cincuenta y sesenta, una nueva generación de políticos  tomaba el control, con nuevas ideas y, lentamente, el Bloque del Este (la gran Patria Socialista) comenzó a ir en diferentes direcciones; por un breve tiempo pareció que estos países adoptaron un carácter diferente y distante a la ideología de los soviéticos.

La Primavera de Praga

La llegada al poder en Checoslovaquia de Alexander Dubcek trajo consigo una descentralización parcial de la economía, la apertura democrática, un aflojamiento en las restricciones en los medios de comunicación, una mayor libertad de expresión y de desplazamiento. Fueron estas acciones las que permitieron un mayor debate público en toda la sociedad checoslovaca sobre el comunismo.

La Unión Soviética no aprobó esto y decidió invadir Praga. La población salió a manifestarse pacíficamente a las calles exigiendo una Checoslovaquia libre, pero Moscú temiendo que se extendieran aún más este tipo de movimientos en otros países del Bloque decidió usar la fuerza  y reinstalar un gobierno comunista más conservador. Las fuerzas soviéticas enfrentaron una oposición mínima mientras avanzaban por Checoslovaquia, tomando rápidamente el control de las principales ciudades. En poco tiempo, los soviéticos obligaron a Dubcek a dimitir e impusieron una forma estricta de comunismo y acabaron con la efímera libertad de prensa. 

Brézhnev justificaba la invasión a Checoslovaquia en un discurso con las siguientes palabras y que describe la Doctrina Brezhnev:

“Los pueblos de los países socialistas y de los partidos comunistas ciertamente tienen y deben tener libertad para determinar las vías de avance de sus respectivos países. 

Sin embargo, ninguna de sus decisiones debe dañar ni el socialismo en su país ni los intereses fundamentales de otros países socialistas, y de todo el movimiento de la clase trabajadora, que está trabajando por el socialismo.

Esto significa que cada partido comunista es responsable no sólo ante su propio pueblo, sino también ante todos los países socialistas, ante todo el movimiento comunista. Quien olvida esto, al enfatizar sólo la independencia del partido comunista, se vuelve unilateral. Se desvía de su deber internacional.

[..]

Cumpliendo con su deber internacionalista hacia los pueblos hermanos de Checoslovaquia y defendiendo sus propios logros socialistas, la URSS y los demás estados socialistas tuvieron que actuar con decisión y actuaron contra las fuerzas antisocialistas en Checoslovaquia”.

Consecuencias

Después de la invasión soviética de Checoslovaquia en agosto de 1968, Moscú comenzó a promover la noción de “soberanía limitada”, pronto denominada por Washington como la “Doctrina Brezhnev”. 

Después de que la Primavera de Praga fue neutralizada, el Bloque del Este estaba bajo la amenaza explícita de un ataque soviético, manteniendo un control sobre los asuntos del Bloque del Este .

La tesis del ‘‘deber internacionalista’’ también se convirtió en la principal justificación de la invasión soviética de Afganistán en 1979, e incluso antes detonó la crisis de la relación chino-soviética, ya que Beijing temía que la Unión Soviética usara la doctrina o el deber como justificación para invadir o interferir con el comunismo chino.

Después de la muerte de Brézhnev en 1982, su doctrina permaneció vigente hasta que Mijaíl Gorbachov se convirtió en líder de la URSS en 1985. Ante un clima político cambiante, Gorbachov abandonó la Doctrina Brezhnev. En 1988 retiró las tropas soviéticas de Afganistán, y ese mismo año se negó a intervenir cuando una ola de democratización se extendió por Europa del Este.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Marco Olivera
Portada de artículo con mapa en el fondo

¿Qué y cuáles son los principales bloques económicos del mundo?

Los bloques económicos del mundo son algún tipo de acuerdos intergubernamentales donde las barreras regionales al comercio internacional (barreras arancelarias y no arancelarias) se reducen o eliminan entre los estados participantes, permitiéndoles comerciar fácilmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CEMERI

[ivory-search id="5503" title="Default Search Form"]