¿Qué son los Tratados de Roma?

Tratados de Roma
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Los “Tratados de Roma” se firmaron en Roma, Italia, el 25 de marzo de 1957 y se consideran los actos fundacionales de la Comunidad Europea, misma que derivaría en un proceso de integración y formaría la Unión Europea. 

El primer Tratado estableció la Comunidad Económica Europea (CEE), mientras que el segundo estableció la Comunidad Europea de Energía Atómica, más conocida como EURATOM.

El Tratado Euratom se creó inicialmente con el fin de coordinar los programas de investigación de los Estados miembros para promover un uso pacífico de la energía nuclear. Hoy en día, aporta su contribución al intercambio de conocimientos, infraestructuras y financiación de la energía nuclear.

Sin embargo, otro objetivo político fue el de contribuir a la construcción funcional de una Europa política y un paso hacia una unificación más estrecha de Europa. En el preámbulo, los signatarios del Tratado declararon “estar decididos a sentar las bases de una unión cada vez más estrecha entre los pueblos de Europa“.

La firma de los tratados tuvo lugar en Roma, Italia el 25 de marzo de 1957. Fuente: Euranet Plus.
La firma de los tratados tuvo lugar en Roma, Italia, el 25 de marzo de 1957. Fuente: Euranet Plus.

Comunidad Económica Europea (CEE)

El Tratado CEE reunió a Francia, Alemania, Italia y los países del Benelux en una comunidad cuyos objetivos (según el artículo 2) eran crear un mercado común y asegurar la transformación de las condiciones de comercio y fabricación en la Comunidad entre los integrantes.

Los primeros artículos del Tratado (que consta de 240 artículos) establecieron la misión principal de la Comunidad, es decir, la creación de un mercado común; por tanto, especificaron las medidas y los calendarios que deben emprenderse para alcanzar este objetivo.

El Tratado de la CEE también suprimió los derechos de aduana entre los Estados miembros. Estableció un arancel externo común que reemplazó a los anteriores aranceles nacionales. Este arancel se consideró como una especie de frontera exterior para los productos de terceros países. Además, el Tratado preveía el desarrollo de políticas comunes como, por ejemplo, la política agrícola (PAC), la política comercial y la política de transportes.

Con el objetivo de mejorar las oportunidades laborales de los trabajadores y elevar su nivel de vida, el Tratado también preveía un Fondo Social Europeo. Además, se creó un Banco Europeo de Inversiones para facilitar la expansión económica de la Comunidad mediante nuevos recursos financieros.

En cuanto a la parte institucional, los Tratados introdujeron nuevas novedades, como por ejemplo la creación de una Alta Autoridad (más tarde Comisión Europea), un Consejo de Ministros (más tarde Consejo de la UE), una Asamblea Parlamentaria (más tarde Parlamento Europeo) . Este equilibrio institucional se basaba en un triángulo de instituciones, las tres llamadas a trabajar juntas, la Comisión preparaba las propuestas, el Consejo dictaba los reglamentos y el Parlamento desempeñaba un papel consultivo, logrando así una integración política que existía a la par de una integración económica. 

Más adelante, en 1965, a través del Tratado de Bruselas, las instituciones que formaban parte de la Comunidad Económica Europea se fusionaron junto con “las otras” comunidades: la Comunidad Europea de la Energía Atómica (EURATOM) y la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA). Esta acción tenía por objetivo buscar sentar las bases de una gestión de política europea entre los países miembros e impulsar una unión política que diera paso, eventualmente, a mayores procesos de integración. 

Suscríbete a CEMERI

*obligatorios
El Tratado de Lisboa Fue firmado por los Estados miembros de la UE el 13 de diciembre de 2007 y entró en vigor el 1 de diciembre de 2009.
El Tratado de Lisboa Fue firmado por los Estados miembros de la UE el 13 de diciembre de 2007 y entró en vigor el 1 de diciembre de 2009

Finalmente, cuando entró en vigor el Tratado de Maastricht en 1993, el conglomerado que se había consolidado en la Comunidad Económica Europea se convirtió en Comunidad Europea para hacer valer su rigor político. Esta recién unión de países europeos coexistió como tal hasta que fue abolida por el Tratado de Lisboa en 2009. 

Actualmente, la Unión Europea goza de un carácter económico, político y cultural que se caracteriza por un mercado único y una zona de libre circulación. Entre sus 27 integrantes se encuentran: 

  • Alemania
  • Austria
  • Bélgica
  • Bulgaria
  • Chipre
  • Croacia
  • Dinamarca
  • Eslovaquia
  • Eslovenia
  • España
  • Estonia
  • Finlandia
  • Francia
  • Grecia
  • Hungría
  • Irlanda
  • Italia
  • Letonia
  • Lituania
  • Luxemburgo
  • Malta
  • Países Bajos
  • Polonia
  • Portugal
  • República Checa
  • Rumania
  • Suecia
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Raymond F. Mikesell, The Lessons of Benelux and the European Coal and Steel Community for the European Economic Community, The American Economic Review, Vol. 48

CEMERI