La otra administración de la pandemia. El papel de la Diplomacia Mexicana frente a la crisis de salud mundial.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

La crisis de salud que sorprendió al mundo a finales de la década anterior, a causa del virus SARS-CoV-2 o COVID-19, y que durante todo el 2020 mantuvo tanto a los Estados como a los Organismos Internacionales y a algunas de las farmacéuticas más importantes del globo, en una carrera constante contra la enfermedad, a fin de administrar la pandemia de la manera más adecuada posible y permitir así el mayor número de vidas salvadas; definitivamente ha tocado de manera profunda la administración pública mexicana en la mayoría de sus frentes.

Mucho se ha analizado y opinado sobre el papel de la Secretaría de Salud en México durante el transcurso del año pasado: sus métodos, sus formas, los tiempos… sobre todo en medio de la coyuntura política que se vive; el cambio de partido oficial y de grupo de poder en la administración federal, y los meses restantes a las elecciones intermedias que decidirán significativamente el rumbo político del país. Sin embargo, no es únicamente el sector salud el que debe gestionar los pasos en torno a la crisis, es un trabajo conjunto de varios rubros, que involucran, entre otros, a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y definitivamente, a la Secretaría de Relaciones Exteriores, bajo la dirección de Marcelo Ebrard.

La adquisición óptima de insumos médicos, los acuerdos de cooperación para obtenerlos, e incluso el trabajo alrededor de la protección de nacionales que quedaron atrapados en otras latitudes tras el cierre de fronteras; son todos aspectos que ha correspondido resolver a la diplomacia mexicana. Hoy por hoy, el reparto y la obtención de la preciada vacuna contra el coronavirus, en medio de la escasez mundial del recurso y en un sistema desequilibrado en cuanto a la obtención de los mismos, requiere el trabajo arduo de la política exterior de cualquier país que no quiera quedarse fuera del inicio del fin de la pandemia.

En medio, como ya se ha dicho, de una coyuntura política particular, en México se ha prestado poca atención a los logros de la SRE en torno a la administración de la enfermedad, ya sea por el poco contacto del público en general con los temas internacionales o por la evidente concentración en los pasos del sector salud alrededor de este fenómeno; es por ello, que el presente análisis se concentrará en recopilar las acciones más importantes de la diplomacia mexicana en torno a la crisis sanitaria internacional y en favor de la administración de la misma en territorio nacional.

Pese al poco énfasis que hizo el actual presidente de México sobre los asuntos correspondientes a la política exterior durante su campaña y al escenario internacional que parecería de inicio propiciar un estancamiento en la cooperación en cuanto a asuntos multilaterales, lo cierto es que, en los primeros dos años del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la diplomacia mexicana ha encontrado un impulso significativo en el concierto de las naciones.

Bien por la legitimidad que se ha ganado en el sistema mundial gracias al bono democrático, por la conducción de un verdadero experto en el tema, o por los planteamientos concretos del Plan Nacional de Desarrollo en cuanto a política exterior, que hacen énfasis en la recuperación de los principios constitucionales en la materia, su seguimiento estricto y la intención de seguir una guía para la buena diplomacia[1]; lo cierto es que recientemente, México ha destacado en varios espacios de la gobernanza global, como la entrada al Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, el impulso del Pacto Integral para el Desarrollo con Centroamérica, la entrada en vigor del TMEC y su significativa participación en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para el periodo 2021-2022. Su intervención en los esfuerzos internacionales por gestionar de manera adecuada la crisis de salud más significativa de los últimos tiempos, proponer un reparto justo de los recursos al respecto y obtener para sí una buena posición en la adquisición de los insumos, no ha pasado desapercibida tampoco.

En lo correspondiente a la administración de la pandemia por coronavirus, tanto a nivel nacional como internacional, la participación de México no sólo ha sido activa, sino profundamente significativa y apoyada por la mayoría de las naciones. Probablemente la acción más importante a resaltar fue la propuesta oficial del país ante la Asamblea General de Naciones Unidas el pasado 17 de abril del 2020, para que la Organización y sus países miembros propiciaran un reparto equitativo de los insumos de salud y de la entonces futura producción de la vacuna contra el virus, debido a la consideración de los desequilibrios en el poder adquisitivo de las naciones en vías de desarrollo; esto después de que la iniciativa fuera presentada por primera vez por el presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, en marzo del mismo año, ante la cumbre del G20.

“El representante de México ante la ONU aseguró que el planteamiento de nuestro país ha sido muy bien recibido en la Organización e incluso ha sido copatrocinado, hasta ahora, por 164 países, incluidos 13 de los 15 miembros del Consejo de Seguridad.”[2] Pues la iniciativa reafirma el papel de Naciones Unidas en la coordinación de la respuesta mundial ante la crisis de salud, además de destacar los desequilibrios económicos del sistema internacional y resaltar la necesidad de los países en vías de desarrollo de responder en defensa de su población, pese a la escasez, es en definitiva, un llamado a la solidaridad mundial.  

Respecto a las acciones que contrarrestan la crisis nacional en medio de este contexto, la Secretaría de Relaciones Exteriores por medio de sus diplomáticos y bajo la dirección del Secretario Marcelo Ebrard Casaubón, han llevado a cabo otra serie de gestiones y diligencias precisas para garantizar el acceso de la población mexicana a los insumos médicos ineludibles para dar respuesta a la pandemia, además de asegurar la protección de los nacionales en suelo extranjero durante la coyuntura.

El primer aspecto destacable es la capacidad que ha tenido la diplomacia mexicana para alcanzar los acuerdos de cooperación necesarios que permitieron al país el acceso a insumos de primera necesidad como material médico de rescate y protección durante todo el inicio de la crisis, además de aquellos que se alcanzaron con enfoque en la solidaridad para el apoyo regional, como los que podemos encontrar en el marco de la CELAC.[3]

Mismo reconocimiento merecen los trabajos de los Consulados de México en el exterior, que se han mantenido a cargo de la repatriación de personas o cuerpos que desafortunadamente quedaron varados en el extranjero al inicio del fenómeno mundial, a causa del cierre de fronteras, así como las tareas que se han llevado a cabo en sentido de protección de quienes han decidido permanecer fuera del país, principalmente respecto a la procuración de la salud.

Aunque definitivamente, la tarea más destacable de la SRE hacia el interior de México es haber logrado el acceso oportuno, universal y seguro de las diferentes vacunas, con que el mundo cuenta, contra la propagación del coronavirus; gestionar los acuerdos necesarios para ello, participar en los diferentes ensayos clínicos y conseguir la cantidad de dosis que requiere un país de alrededor de 125 millones de habitantes, en medio de una crisis mundial de recursos, requiere un alto nivel de expertis en negociación diplomática. No hay que olvidar que México no sólo fue de los primeros 10 países en el mundo en tener acceso a la vacuna, siendo también el primero en Latinoamérica, sino que tiene ya acuerdos negociados para asegurar el acceso universal y gratuito de todos sus ciudadanos a este bien de primera necesidad.    

Son de considerarse entonces los esfuerzos en este sentido, realizados por la Secretaría de Relaciones Exteriores y el conjunto de expertos pertenecientes al Servicio Exterior Mexicano, que además de garantizar el acceso a la salud para la población mexicana, tuvieron a bien preocuparse por aquellos menos favorecidos en el sistema internacional, ganando así participación y liderazgo frente a quienes necesitan cooperación y solidaridad, y presentando al mundo una iniciativa que permite poner sobre la palestra una de las necesidades mundiales más apremiantes del momento, la cooperación en temas de salud y en problemas compartidos por todas las naciones. Pues como dice Alejandro Chanona, la gobernanza en materia de salud y la búsqueda de una solidaridad internacional que no excluya a nadie en este aspecto, es uno de los grandes retos internacionales post COVID-19.[4]

Referencias:


[1] Diario Oficial de la Federación. Plan Nacional de Desarrollo 2019-2014. 12 de julio de 2019. DOF – Diario Oficial de la Federación (último acceso: 18 de enero de 2021).

[2] Gobierno de México. Comunicado No. 126. México impulsa en Naciones Unidas propuesta para garantizar el acceso a medicamentos, vacunas y equipo médico para hacer frente al Covid-19. México impulsa en Naciones Unidas propuesta para garantizar el acceso a medicamentos, vacunas y equipo médico para hacer frente al Covid-19 | Secretaría de Relaciones Exteriores | Gobierno | gob.mx (www.gob.mx) (último acceso: 18 de enero de 2021).

[3] María del Consuelo Dávila Pérez. Revista de Relaciones Internacionales de la UNAM. La política Exterior de México frente a la pandemia. 24 de junio de 2020. Facebook. (último acceso: 18 de enero de 2021).

[4] Alejandro Chanona. Revista de Relaciones Internacionales de la UNAM. La política Exterior de México frente a la pandemia. 24 de junio de 2020. Facebook. (último acceso: 18 de enero de 2021).

Diario Oficial de la Federación. Plan Nacional de Desarrollo 2019-2014. 12 de julio de 2019. DOF – Diario Oficial de la Federación (último acceso: 18 de enero de 2021).

Gobierno de México. Comunicado No. 126. México impulsa en Naciones Unidas propuesta para garantizar el acceso a medicamentos, vacunas y equipo médico para hacer frente al Covid-19. México impulsa en Naciones Unidas propuesta para garantizar el acceso a medicamentos, vacunas y equipo médico para hacer frente al Covid-19 | Secretaría de Relaciones Exteriores | Gobierno | gob.mx (www.gob.mx) (último acceso: 18 de enero de 2021).

Revista de Relaciones Internacionales de la UNAM. La política Exterior de México frente a la pandemia. 24 de junio de 2020. Facebook. (último acceso: 18 de enero de 2021).

Recomendado

Digest Digital

Las opiniones expresadas en esta publicación son responsabilidad exclusiva de los autores y no reflejan necesariamente las de CEMERI.

CEMERI