Dos mujeres olvidadas por la tradición liberal y marxista

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Cemeri-marx-smith

Investigar las condiciones y la recepción del trabajo histórico de las mujeres podría revelar algo bastante importante sobre las condiciones de creación intelectual en la actualidad. Las Relaciones Internacionales se están renovando mediante la investigación de su propia historia intelectual y disciplinaria. Por ello, hoy es un buen momento para que comencemos a hablar y aprender unos de otros las aportaciones de grandes intelectuales al conocimiento humano.

En International Political Economy: An Intellectual History, Benjamin J. Cohen argumentó que ‘siete magníficos’ individuos dieron forma a la disciplina de la Economía Política Internacional (EPI) cuando, en reacción a la agitación de la crisis del petróleo de 1973, se fundó como un subcampo académico separado de las Relaciones Internacionales dentro de las Ciencias Políticas.

Al fechar el comienzo de la Economía Política Internacional en la década de 1970, numerosas mujeres fueron borradas de la historia más amplia del pensamiento sobre la economía mundial. Las pensadoras internacionales abarcan desde los análisis marxistas y lecturas liberales, desde la economía del desarrollo hasta una de las primeras formulaciones para una economía en desarrollo del liberalismo y sus bases en la Escuela Austriaca de Economía.

Aquí se mostrarán brevemente dos ejemplos del pensamiento económico internacional de las mujeres, Sudha Shenoy (1943-2008) y Edith Penrose (1914-1996).

Sudha Shenoy y su contribución al liberalismo

Una de las principales corrientes del pensamiento económico que dominó la London School of Economics (LSE) de principios a mediados del siglo XX está asociada con la llamada Escuela Austriaca de Economía, que tiene sus orígenes con Carl Menger y tiene entre sus principales autores a Friedrich von Hayek. Los austriacos se oponen a cualquier forma de economía planificada debido a que se considera como una infracción injustificada y peligrosa del orden económico espontáneo generado por la acción económica individual y la innovación. La Escuela Austriaca ha sido considerada por el mainstream académico como los progenitores intelectuales de lo que ahora se conoce despectivamente como “neoliberalismo”.

Muchos austriacos en la actualidad prácticamente han ignorado a Sudha Shenoy. Sin embargo, ella se declaró a sí misma como “la conexión más larga con el movimiento austriaco de todos” (Shenoy, 2003); asistió a la Conferencia de 1974 en South Royalton, Vermont, donde se dice que comenzó el resurgimiento histórico contemporáneo de la Escuela Austriaca; y su obra intelectual prefiguraba la transformación liberal contemporánea de la India. Nacida en India, Shenoy recibió su doctorado en la LSE, donde su padre, B. R. Shenoy (1905-1978), miembro de la Sociedad Mont Pelerin, también estudió con Hayek.

Aunque su investigación se centró principalmente en la India, Shenoy contribuyó a la historia del pensamiento económico, compilando e introduciendo una selección de los escritos de Hayek, A Tiger by the Tail: The Keynesian Legacy of Inflation, un trabajo descrito como “el libro de Shenoy como si fuera de Hayek”. Trabajó en el Instituto Ludwig von Mises, fue Asistente de Investigación en el Instituto de Estudios de la Commonwealth de Oxford y, a principios de la década de 1970, se convirtió en Profesora de Economía en la Universidad de Newcastle, Nueva Gales del Sur, Australia.

El título del ensayo de Shenoy de 1966, “El Camino de Servidumbre in India”, era una obra obvia de Camino de Servidumbre de 1944 de Hayek. Fue publicado en The Freeman, una revista libertaria de la Fundación para la Educación Económica publicada entre 1950 y 2016. El ensayo establece una distinción entre dos tipos de liberales, “defensores de la libertad” y “estatistas”. Los primeros son los “verdaderos” liberales porque entienden que la libertad es indivisible. No basta con tener elecciones libres si las condiciones de la libertad económica son estranguladas por la intervención política del Estado. La concentración del poder económico en manos de los administradores estatales,era una forma de explotación política, “los políticamente fuertes explotan a los políticamente débiles”. En India, la planificación económica dirigida por el estado, en particular el trato preferencial para el sector industrial, consolidó el poder oligárquico del partido gobernante, los funcionarios y los empresarios favorecidos. La producción industrial autorizada por el gobierno enriqueció a quienes podían cosechar las recompensas de los monopolios privados o protegían los mercados internos a expensas de “las masas indias hambrientas, mal vestidas y desamparadas”. 

“La ayuda internacional enviada desde Occidente sólo empeoró las cosas tanto para alimentar a los huérfanos hambrientos en Orissa o para evitar que la India se vuelva comunista …es de hecho una de las principales causas por las que los huérfanos en Orissa se mueren de hambre y por qué la India ahora está tan firmemente encaminada hacia la servidumbre”. 

Sudha Shenoy

El desarrollo económico internacional, que surgió de la administración económica colonial, se incluyó entre los campos abarcados dentro de la Asociación Británica de Estudios Internacionales establecida en 1975. 

Edith Penrose y su contribución al marxismo

Penrose nació en Los Ángeles, estudiando en la Universidad de Berkeley, luego en Harvard, donde recibió su doctorado y luego enseñó e investigó. Cruzó el mundo académico y político con facilidad, desde ayudar a Eleanor Roosevelt en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU hasta asesorar a tribunales internacionales sobre la industria petrolera. 

Consternada por el trato de su colega y amigo Owen Lattimore, acusado de espiar para los soviéticos y de complicidad en la llamada “pérdida de China”, Penrose y su esposo abandonaron Estados Unidos. Siguieron carreras académicas primero en Australia, luego en Irak, pero fueron expulsados ​​después de la Revolución iraquí de 1958, y finalmente se establecieron en Gran Bretaña. Su obra más influyente fue La teoría del crecimiento de la empresa, considerada una de las obras económicas más influyentes de la segunda mitad del siglo XX. Co-editó New Orientations: Essays in International Relations (1970) y coescribió Iraq: International Relations and National Development (1978).

Sin embargo, la obra de Penrose,Thhe Large International Firm in Developing Countries: The International Petroleum Industry (1968), una síntesis de la economía, la política y la historia, la que probablemente sea su contribución más importante a la historia de la Economía Política Internacional. Al final de la Segunda Guerra Mundial, las reservas de petróleo crudo del mundo estaban bajo el control de siete corporaciones internacionales coludidas para asegurar precios altos. Sin embargo, en la década de 1950, había una nueva historia que contar sobre la importante transformación estructural de la economía mundial: el poder cada vez mayor de los propios países productores de crudo. 

Penrose mostró la confluencia de fuerzas políticas y económicas internacionales que dan forma a los precios del petróleo y las perspectivas de regulación internacional de la industria. 

“La raíz más profunda del problema es simplemente que las empresas internacionales, incluidas las petroleras, aún no han encontrado una forma de operar en el mundo moderno que las haga generalmente aceptables como instituciones verdaderamente internacionales ”.

Edith Penrose

Recomendado

Digest Digital

Las opiniones expresadas en esta publicación son responsabilidad exclusiva de los autores y no reflejan necesariamente las de CEMERI.

CEMERI