¿En Dónde Está ISIS?

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

ISIS son las siglas en inglés para llamar al Estado Islámico de Iraq y Siria. Un grupo terrorista de alcance mediático internacional que en 2015 protagonizó ataques deplorables en la ciudad de París y una serie de atentados en Europa. Sin olvidar que condujeron cientos de ataques de igual y mayor calibre en prácticamente todos los países de Asia Occidental y el norte de África. Así como una persecución étnica-religiosa aberrante a los yazidíes en Iraq, plagada de crímenes de lesa humanidad.

En 2015, el Estado Islámico controlaba casi 110 mil kilómetros cuadrados de territorio. Principalmente dentro del territorio de Iraq, Siria y Libia, justo a las puertas de la frontera sur turca[1]. Es decir, controlaban un proto-estado del tamaño de Gran Bretaña con acceso a los recursos y mano de obra de esa zona. Luego de los esfuerzos militares por parte de una mezcla desincronizada de fuerzas iraquíes, árabes, rusas, americanas y europeas, en contra de su preocupante crecimiento, para 2019 el grupo controlaba únicamente el 2% de dicho territorio. Para 2020, asediados como todo el mundo por la pandemia de coronavirus, el Estado Islámico dejó de ser un proto-estado y pasó a administrar este territorio de forma defensiva y sin intenciones de conducir ataques al exterior[2]. Lo cual redujo prácticamente todo su acaparamiento en los medios de comunicación.

La pregunta es, ¿en dónde está ISIS? ¿Acaso se quedaron acordonados en esa zona? ¿Ya no son peligrosos? La respuesta es que no para ambas preguntas. El grupo terrorista no radica exclusivamente en ese territorio y todavía tiene el potencial de representar un peligro importante para la estabilidad y la paz. Tanto en sus áreas próximas, como en países occidentales. Incluso, con una cifra de entre 20 y 27 mil combatientes activos[3], puede ser aún más preocupante hoy en día que en la década pasada.

En primera porque el Estado Islámico se vio obligado a reinventarse, como cualquier otra organización apostada en el contexto de una crisis y bancarrota aniquilante. Pasaron a retirarse de su “califato” para buscar nuevos territorios en los cuales asentarse. Y si bien no han dejado por completo sus pequeñas zonas de control en Iraq y Siria, esta nueva flexibilidad de movilidad les da una ventaja enorme en contra de las jurisdicciones nacionales de los Estados que los persiguen. Los nuevos territorios donde mantienen trinchera se extienden considerablemente por todo el hemisferio.

En la región Este de Puntland, en el “cuerno” de Somalia, se encuentra una fuerza de menos de mil combatientes que responden a las acciones del gobierno local[4]. Las islas de Vamizi y Mecungo en Mozambique, donde se encuentra un resort de lujo donde estrellas de fama mundial han vacacionado, fueron tomadas por comandos armados del Estado Islámico, quienes quemaron los hoteles e impusieron la ley sharía sobre los residentes; donde además buscan instaurar el nuevo Estado Islámico de las provincias centro-africanas[5]. A este último “proyecto de Estado” se une el territorio controlado por ISIS en la República Democrática del Congo, basados en el norte de Kivu y en las provincias Ituri del país. Es aquí donde el cacique regional, Musa Baluku, ha creado un sinfín de contenido audiovisual para esparcir por internet e invitar a los fieles a su causa para unirse al nuevo califato. Sin mencionar la atrocidad de sus acciones en las villas congolesas, donde en 2020 asesinaron a más de 840 civiles de acuerdo con reportes del gobierno de Uganda[6]. Por otro lado, la presencia de células del Estado Islámico en India ha ido en aumento, al grado de que se ha acusado a líderes políticos locales de ascendencia pakistaní de ser simpatizantes de dichas células. La Agencia Nacional de Inteligencia de la India ha conducido operativos con arrestos exitosos de integrantes de ISIS en Delhi (la capital), Karnataka, Kerala, Kannur y Malappuram[7].

No obstante, la influencia del grupo no se limita a las fronteras territoriales de sus zonas de control. Adicional a dichas zonas, es sabido que el Estado Islámico cuenta aún con miles de simpatizantes (o comúnmente llamados “lobos solitarios”) en países de todo el mundo, incluyendo en Europa y Norteamérica. Sínicamente, en 2020 el grupo terrorista solicitó a dichos miembros que no viajaran para ejecutar atentados en Europa por temor al coronavirus o “la nueva plaga de Dios”[8]. Dicha comunicación se envió a través de su nuevo boletín semanal al-Naba. El cual tal y como su primera revista Dabiq, ha sido desde sus orígenes el medio digital favorito del grupo terrorista para la proliferación de su discurso[9].

Sin embargo, gracias a la cacería digital llevada a cabo por las fuerzas de ciber-seguridad de la Unión Europea y Estados Unidos, cada vez es más difícil para estos “lobos solitarios” acceder al contenido oficial del grupo terrorista. Situación que han sabido resolver al obtener información de otras plataformas digitales. Desde medios digitales de procedencia dudosa como Tebyan, donde han criticado abiertamente la opresión de una comunidad global de musulmanes en el discurso de odio engendrado en niños a través de películas animadas americanas, disfrazándose en artículos sobre opresión de lenguaje[10]. Hasta cuentas de Twitter no confirmadas, pero con un acceso considerable a la información publicada por ISIS.

Ya sea en grupos de Telegramm o en los medios descritos previamente, la propaganda del grupo terrorista encuentra siempre una forma de llegar a los oídos de jóvenes de todo el planeta. La marca del Estado Islámico es fuerte en el sentido que cautiva a su audiencia, quienes son ignorantes de los dogmas de respeto y paz propios del islam. Exaltan un aparente heroísmo de sus yihadistas por la defensa de los “musulmanes oprimidos”. Además de proporcionar a su público de manuales prácticos para llegar, desde cualquier parte del mundo, a los campamentos del grupo. Así como de en dónde mantenerse informado por fuentes oficiales del acontecer de la organización y de sus próximos planes[11].

Y es que no es casualidad que el nombre de ISIS haya comenzado a resonar nuevamente, luego del atentado en Bagdad posterior a la toma de posesión de Biden. Existe una grave preocupación entre las autoridades iraquíes sobre el resurgimiento del grupo. Si bien, el control del Estado Islámico está prácticamente diezmado en Iraq, siguen apareciendo células que accionan ataques al estilo de una guerrilla[12]. En parte, esto es debido al impresionante aparato de reclutamiento que el grupo ha desarrollado, con los años de experiencia en vivir bajo la clandestinidad que los ha llevado a aprender a sobrevivir.

En respuesta a la pregunta, ISIS está en muchas partes y su fuerza aumenta día con día. Sus nuevos combatientes llegan principalmente de Iraq y Siria, pero también de sus nuevos territorios de influencia. Sin mencionar a sus acólitos o “lobos solitarios”, que son igual de peligrosos, en países lejanos de Medio Oriente. Si bien el nuevo líder Muhammad Said Abdal Rahman al Mawla y la administración del grupo no están en óptimas condiciones, su gran maquinaria propagandística y su diáspora fanática en otras regiones del mundo hacen que el Estado Islámico siga siendo una de las más grandes amenazas a la seguridad de la comunidad global[13]. Debemos seguir con atención sus movimientos y aún no bajar la guardia por ahora.


Referencias:

[1] Callimachi, Rukmini [@rcallimachi] (17 October 2017). “4. In an email, US-backed Coalition fighting ISIS told me that of the 104,000 square kms the group held in Iraq/Syria, 93,790 is liberated” (Tweet) – via Twitter.

[2] Edición. (2019). Although they have been besieged by Russia, Iran, and the regime for two years, thousands of ISIS members are still within an area of 4000 km² without any intention to launch a military operation against them. Syrian Observatory for Human Rights. Recuperado de: https://www.syriahr.com/en/117051/

[3] ONU. (2020). El ISIS busca resurgir de sus cenizas y adquirir más relevancia global. Consejo de Seguridad – Organización de las Naciones Unidas. Recuperado de: https://news.un.org/es/story/2020/02/1469272

[4] Maruf, H. (2017). Somali Officials Condemn Attacks, Vow Revenge. Voice of America News. Recuperado de: https://www.voanews.com/africa/somali-officials-condemn-attacks-vow-revenge

[5] Aoraha, C. (2020). ISIS take over luxury islands popular among A-list celebrities. The Sun. Recuperado de: https://www.thesun.co.uk/news/12693374/isis-paradise-islands-daniel-craig-bono-sharia-law/

[6] Weiss, C. (2021). State Department designates Islamic State in DRC, Mozambique. Foundation for Defense of Democracies – Long War Journal. Recuperado de: https://www.longwarjournal.org/archives/2021/03/state-department-designates-islamic-state-in-drc-mozambique.php

[7] Sukumaran, K. (2021). NIA raid houses of Popular Front leaders in Malappuram and Kannur. Kaumudi. Recuperado de: https://keralakaumudi.com/en/news/news.php?id=509833&u=

[8] Barragán, C. (2020). El ISIS recomienda a sus terroristas no viajar a Europa por miedo al coronavirus. El Confidencial. Recuperado de: https://www.elconfidencial.com/mundo/europa/2020-03-15/isis-terroristas-europa-coronavirus_2498952/

[9] Canland, et al. (2021). The Islamic State in Congo. Program on Extremism. The George Wasghinton University. Recuperado de: https://extremism.gwu.edu/sites/g/files/zaxdzs2191/f/The%20Islamic%20State%20in%20Congo%20English.pdf

[10] Edición. (2021). La jerga rodea a los niños en los medios de comunicación y la educación: ¿Quién salvará el futuro de “Al Arabiya”? Tebyan. Recuperado de: https://tipyan.com/who-is-going-to-save-the-classical-arabic-languange

[11] Jones, et al. (2017). The Ideological and Information Campaign. Rolling Back the Islamic State. RAND Corporation. Pp 175-200.

[12] Kittleson, S. (2021). Flurry of Sunni Triangle ops sparks questions over Islamic State. Al-Monitor. Recuperado de: https://www.al-monitor.com/originals/2021/03/iraq-sunni-triangle-security-islamic-state.html#ixzz6ptVNTqP9

[13] Jeffrey, J. (2020). The Future of ISIS. Part One. The Wilson Center. Recuperado de: https://www.wilsoncenter.org/article/part-1-future-isis

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Las opiniones expresadas en esta publicación son responsabilidad exclusiva de los autores y no reflejan necesariamente las de CEMERI.

Artículos relacionados

Latinoamérica y el Caribe

¿Quién Asesinó al Presidente de Haití?

El asesinato no se trató de un hecho aislado, fue una grave consecuencia de una serie de eventos determinantes en Haití.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *