Norteamérica

Bandera estadounidense

Joe Biden: ¿El regreso al obamismo?

La similitud de propuestas en la agenda política entre Joe Biden y el expresidente Barack Obama nos lleva a la pregunta ¿Estamos ante el retorno al obamismo?

¿Adiós al Tío Sam?

Como resultado de las posturas que se están tomando, el mercado mundial está en miras de convivir con fuertes tendencias de nacionalismo económico y de regionalización. ¿Será esta la despedida del Tío Sam?

Norteamérica

Norteamérica

 

¿Cuál es la definición de Norteamérica? Definir a la región no resulta sencillo y mucho menos delimitarla con exactitud en un mapa, ¿se está construyendo a esta desde la Geografía, los Estudios Regionales o desde la Geopolítica? Primero, la Real Academia Española aclara que tanto América del Norte como Norteamérica son designaciones correctas del subcontinente americano que engloba el conjunto de países situados al norte de México y al propio México, también, sugiere que es preferible mantener la distinción de ambas denominaciones, Estados Unidos de América para el país y Norteamérica o América del Norte para todo el subcontinente

 

Cabe mencionar que el uso del nombre Norteamérica como sinónimo de Estados Unidos de América está bastante generalizado y aceptado en muchas partes del mundo, pero se exhorta hacer la distinción.

 

Tradicionalmente, la región de Norteamérica se extiende desde el Ártico canadiense y sus islas, a través de Estados Unidos y México. Sin embargo, al considerar la “región” de América del Norte, es decir, el área unida por características físicas y culturales comunes, existen claras similitudes entre Canadá y Estados Unidos en términos de idioma y una historia compartida que son bastante diferentes de sus vecinos al sur de habla hispana. Aunque la estrecha franja de tierra que normalmente divide América del Norte y América del Sur facilita la división de estas dos regiones, en muchos sentidos, América Central es en gran medida una zona de transición entre las economías más poderosas del norte y del sur. México, por ejemplo, se parece culturalmente a países como Guatemala y Honduras al sur, mientras que fisiográficamente se parece al suroeste de los Estados Unidos. 



Así mismo, México a veces se clasifica como América del Norte y, a veces, como Latinoamérica y el Caribe, dado que México comparte fuertes similitudes culturales e históricas con los países de esta última región. También, hay grandes diferencias entre México y sus vecinos en términos de calidad de vida y desarrollo económico y social.

 

Sin embargo, los tres países (Canadá, Estados Unidos y México) conforman una región geopolítica muy importante, y cuya relación trilateral determina, en buena medida, el rumbo o la toma de decisiones en todo el continente americano.

 

Características físicas

 

Climáticamente, la región es bastante diversa, desde la tundra en el norte de Canadá y Groenlandia, al desierto semiárido en el suroeste de los Estados Unidos hasta el clima tropical de selva al sur de México. Estas diversas condiciones físicas han permitido que América del Norte tenga una amplia variedad de recursos naturales, pero también han contribuido a importantes diferencias regionales.

 

La mayor parte de la superficie terrestre de Canadá está formada por bosques boreales, conocidos como taiga en Rusia. Esta zona de bosque boreal está formada por coníferas, como abetos y pinos, y se caracteriza por un clima frío. Para las comunidades indígenas de Canadá en particular, esta gran extensión de bosque ha sido un recurso importante. El paisaje rocoso del Escudo Canadiense se extiende al sur de las regiones árticas de los territorios autónomas al norte desde el centro de Canadá hacia el oeste hasta Quebec y se encuentra entre las formaciones geológicas más antiguas de la Tierra. También tiene algunas de las áreas minerales más ricas del mundo.

 

Estados Unidos tiene una gran variedad de climas y esto se puede notar fácilmente cuando se comparan las condiciones naturales de dos lugares tan conocidos como California y Nueva York. Alaska tiene un clima de tundra ártica, mientras que Hawai y el sur de Florida tienen un clima tropical. Las Grandes Llanuras son grandes extensiones de hierba, secas y planas. Mientras que en el lejano oeste se convierte en un árido desierto. En términos de temperaturas y precipitaciones, existen grandes diferencias en todo el país. El noroeste es húmedo, el sureste bastante húmedo y la parte central del país es seca.

 

El clima de México es tan variado, que le permite tener desierto al norte, y su frontera sur está resguardada por vegetación de clima tropical. El Trópico de Cáncer divide al país en zonas templadas y tropicales. La tierra que está al norte experimenta temperaturas muy bajas durante los meses de invierno, sufriendo de fuertes nevadas. Al sur, las temperaturas son bastante constantes durante todo el año y varían únicamente en función de la elevación. En términos de precipitaciones, en el norte del país carecen de lluvias, cosa contraria sucede en el sur. Estas condiciones climáticas también le permiten albergar una gran diversidad de flora y fauna.

Además, México alberga una serie de impresionantes cadenas montañosas, incluyendo la Sierra Madre Occidental en el oeste, Sierra Madre Oriental en el este y Sierra Madre del Sur en el sur. Es por ello que se le ha denominado como una ‘’Fortaleza de Montaña’’.




América del Norte tiene varios ríos importantes, algunos de los cuales se utilizan para el transporte marítimo y otros para la energía hidroeléctrica. El río más largo de América del Norte es el Missouri, que se forma en Montana y desemboca en el río Mississippi. El río Mississippi se considera en gran medida la vía fluvial más importante en términos de transporte comercial. El puerto de South Louisiana, ubicado a lo largo del Mississippi, es el puerto más grande de los Estados Unidos en términos de tonelaje.

 

En México, el río Bravo sirve de frontera con Estados Unidos. Algo a destacar es que México carece de vías naturales de comunicación como lo son las fluviales, por lo que tiene que invertir grandes cantidades de capital en vías de comunicación terrestres como carreteras y vías de ferrocarril.

 

Casi el 10% de la superficie de Canadá está cubierta por agua, ya sean ríos o lagos, siendo estos últimos la mayoría y son de origen glaciar. Así mismo, comparte con Estados Unidos los Grandes Lagos.



Aspectos socioculturales

 

Características demográficas

Los tres países son productos del colonialismo europeo. Canadá y Estados Unidos estuvieron habitados por muchos grupos de nativos americanos antes de la llegada de los europeos. Sociedades nativas complejas, federaciones y grupos locales tradicionales se enfrentaron a la invasión europea. Los franceses y británicos llegaron en su gran mayoría a estos dos países, mientras que los españoles predominaron en México. 

 

Si bien la población indígena de América del Norte era robusta en el momento del encuentro europeo, en unas pocas generaciones, estos pueblos nativos se vieron abrumados por las enfermedades, las armas y el gran número de llegadas europeas.

 

Actualmente, en Canadá la mayor parte de su población se identifica como anglocanadiense, en Estados Unidos como blancos no hispanos y en México como mestizos. 



Características Políticas

 

América del Norte tiene una gran influencia e impacto en el mundo, y desempeña un papel importante en el comercio global. Tanto Canadá como Estados Unidos y México son miembros del Grupo de los 20 (G-20), el principal espacio de deliberación política y económica del mundo que también incluye a Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Francia, India, Italia, Indonesia, Japón, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, España y Turquía. También, los tres son miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC), una organización intergubernamental que regula colectivamente el comercio internacional.

 

La región de América del Norte se conformó gracias al establecimiento del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), además, el comercio se rige por dicho instrumento. Este acuerdo fue establecido en 1994 con el objetivo de incrementar la cooperación económica entre los tres países. Antes del TLCAN, Estados Unidos y Canadá participaban en el libre comercio, mientras que los bienes comprados y vendidos entre México y EE. UU. estaban sujetos a aranceles o impuestos adicionales. En 2018, el TLCAN fue reemplazado por el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) como resultado de una renegociación del TLCAN solicitada por el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

 

Hay análisis y opiniones divididas en cuanto a los beneficios económicos y sociales para los tres países. Hay autores que argumentan que este ha tenido impactos generalmente positivos en las economías de la región, pues la producción manufacturera de Canadá se ha mantenido estable a pesar de las disminuciones mundiales de la productividad. Las maquiladoras de México, plantas de fabricación que toman componentes de productos y los ensamblan para la exportación, se han convertido en un elemento fijo de su paisaje, especialmente a lo largo de la frontera. Y Estados Unidos también vio un modesto impulso económico del acuerdo.

 

México ha sido quien ha propuesto que más allá de una integración económica se apueste por la integración política y social, en la que busca la regularización de los migrantes mexicanos ilegales, de forma que se garanticen los derechos de todos los paisanos que se encuentran del otro lado de la frontera, la posibilidad de fronteras más abiertas y movilidad laboral. Sin embargo, este proceso de integración siempre ha encontrado trabas entre sus negociantes. 

 

Recientemente, los tres países acordaron la primera línea de ferrocarril que servirá como un corredor económico y comercial, convirtiéndolo en uno de los más importantes del mundo. Reducirá, en términos geopolíticos, la distancia entre los países y fortalecerá la integración de la región, pues la red ferroviaria atravesará territorio norteamericano, es decir, canadiense, estadounidense y mexicano.

 

Se prevé que los 32 mil km de vías férreas tengan estaciones en grandes ciudades y centros económicos importantes de la región como Vancouver, Edmonton, Winnipeg, Montreal, Toronto, Chicago, Kansas City, St. Louis, Dallas, Nueva Orleans, Monterrey, Matamoros, Tampico, Aguascalientes, Veracruz y Ciudad de México. 



Estados Unidos

Finalizada la Segunda Guerra Mundial, el país de las barras y las estrellas creó y comandó el orden mundial occidental a partir de la instauración de instituciones y organizaciones internacionales que respaldaban su modelo y concepciones liberales y democráticas. Después de la Guerra Fría, Estados Unidos mantuvo su posición como superpotencia mundial. Tiene la economía más grande que cualquier otro país, incluida la producción combinada de la Unión Europea, que representa el 25 por ciento del producto interno bruto (PIB) mundial. Lidera el mundo en gastos militares y, en muchos aspectos, es el país más influyente del globo en términos de política, economía, tecnología, cultura y diplomacia. Sin embargo, también enfrenta fuertes problemas internos como desigualdad, una sociedad dividida derivada por la profunda crisis social acentuada por conflictos raciales, desempleo, cambio climático y violencia. Considerado en otrora como la cuna de la democracia moderna, sufrió un fuerte revés durante la administración Trump. 

Algunos se preguntan si Estados Unidos mantendrá su dominio global en las próximas décadas, o si se convertirá en un país entre muchos líderes mundiales influyentes.



Canadá

 

El país de la hoja de maple goza de una sólida economía y una estabilidad política importante. También, Canadá cuenta con una renta per cápita alta, con una tasa desempleo baja y su economía está sostenida en mayor medida por el sector terciario. Así mismo, posee importantes recursos energéticos, agrícolas y mineros como petróleo, gas natural, trigo, oro y aluminio.



México

 

Las estadísticas indican que el país está dentro de varias listas de los países más violentos del mundo y, sin embargo, no enfrenta un conflicto interno como una guerra civil o revolución. No obstante, es una potencia turística, pues recibe millones de turistas al año que van a disfrutar de las bellas costas del atlántico, del pacífico y del mar Caribe.

 

También, es el país con la economía de mayor tamaño de latinoamérica después de Brasil, siendo el mercado estadounidense de vital importancia para la economía mexicana, dado que el 80% de sus exportaciones van dirigidas hacia su socio del norte.

Migración

Los tres países norteamericanos atraen inmigrantes, pero por diferentes motivos. Los inmigrantes que llegan a Canadá y a Estados Unidos buscan buenos trabajos y libertades políticas. Por otro lado, si bien es cierto que México es un país de paso para los inmigrantes, sobre todo los centroamericanos, que buscan con esperanza arribar a los países vecinos de México, muchos de estos optan por establecerse en el país azteca. 

 

Cada país ha abordado la afluencia de inmigración de formas muy diferentes. Más de 200 mil personas emigran a Canadá cada año y el sistema de inmigración canadiense da preferencia a los inmigrantes para profesiones especializadas. Alrededor del 20 por ciento de la población de Canadá nació en el extranjero, la más alta de los países del G8. Los inmigrantes de Canadá han dado forma a su paisaje cultural y han creado un rico mosaico cultural. En contraste, en general se esperaba que los inmigrantes a los Estados Unidos se asimilaran, creando un paisaje cultural relativamente homogéneo en lugar de retener identidades étnicas individuales. Esta noción de mezclar grupos culturales para crear una cultura nacional más homogénea se denomina metafóricamente un crisol de culturas. Mientras que México ha tenido por decenas de años una política abierta de fronteras abiertas, lo que ha permitido que inmigrantes de todo el mundo se establezcan en este país de manera definitiva. 

 

Es importante destacar que la inmigración indocumentada o ilegal es uno de los asuntos de mayor controversia y dificultad en las relaciones entre los tres países, esto representa un problema político importante para la región. Alrededor de 11 millones de inmigrantes indocumentados viven actualmente en Estados Unidos. Poco más del 50 por ciento son de México. A medida que la violencia derivada por el narcotráfico aumentaba en Centroamérica, la migración indocumentada de esos países incrementó, y muchos ahora hacen un viaje largo y peligroso desde Centroamérica a través de México con la esperanza de llegar a suelo estadounidense. Los niños migrantes indocumentados y no acompañados, en particular, han aumentado drásticamente en los últimos años. A medida que los países experimenten un declive económico, agitación política y, a menudo, condiciones de vida peligrosas, es probable que los migrantes continúen acudiendo en masa a Canadá y Estados Unidos en busca de una vida mejor.










0 %
población mundial
0 %
superficie mundial
0 %
PIB mundial

Artículos

Bandera estadounidense

Joe Biden: ¿El regreso al obamismo?

La similitud de propuestas en la agenda política entre Joe Biden y el expresidente Barack Obama nos lleva a la pregunta ¿Estamos ante el retorno al obamismo?

CEMERI