¿Qué es la Convención de Estambul?

Portada de artículo con ilustración de mujeres
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, mejor conocido como el Convenio de Estambul o Convención de Estambul, es un tratado internacional para ayudar a combatir la violencia contra las mujeres y las niñas. Fue adoptado en mayo de 2011 por el Comité de Ministros del Consejo de Europa y entró en vigor en agosto de 2014.

El Convenio es el primer instrumento europeo que tiene como objetivo legal, es decir, es de carácter vinculante, prevenir la violencia de género, proteger a las víctimas de la violencia y castigar a los agresores. El instrumento explica lo que los países deben llevar a cabo para la prevención de la violencia y el combate de la misma contra las mujeres y la violencia doméstica. 

Algunas de las medidas son la sensibilización, la recopilación de datos y medidas legales (por ejemplo, reconocer que la esterilización forzada o la mutilación genital femenina es una forma de violencia contra la mujer). El objetivo es que cada gobierno forme parte en las actividades de prevención, persecución y protección. 

La violencia, incluidos los delitos que afectan desproporcionadamente a las mujeres, incluida la violación y la violencia doméstica, es una clara violación de los derechos humanos y daña la dignidad humana, la igualdad de género y, por ende, es un quebrantamiento a la ley en muchos países. Este tipo de violencia basada en el género ha sido un foco de atención internacional durante varias décadas y se han logrado avances. 

Sin embargo, aunque los países de Europa habían promulgado leyes sobre la violencia contra la mujer, antes de 2014, no existía un marco europeo integral que estableciera estándares sobre prevención, protección, enjuiciamiento y provisión adecuada de servicios para responder a las necesidades de las víctimas y las personas en riesgo. La Convención de Estambul ahora proporciona dicho marco.

Figuras de mujeres como símbolo del día internacional contra la violencia doméstica.
Un 25 de noviembre, en el día internacional contra la violencia doméstica, un artista muestra su trabajo en Bonn.
Foto: Mika Baumeister

Estados Parte de la Convención

33 países europeos han ratificado la Convención.

Los 13 países que han firmado, pero no ratificado la Convención son Armenia, Azerbaiyán, Bulgaria, Chequia, Hungría, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Moldavia, Rusia, Eslovaquia, Ucrania y Reino Unido.  

La Unión Europea firmó pero no ratificó la Convención.

Turquía abandona el Convenio de Estambul

En 2021, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, tomó la decisión de  retirar a su país de este acuerdo. Esta noticia causó impacto en la comunidad internacional, pero algunos políticos y activistas pidieron dar una revisión al pasado para constatar las formas de discriminación públicas realizadas por el presidente como en temas de feminismo y homosexualidad. 

En una declaración de un solo párrafo emitida el 20 de marzo, el presidente turco sacó a su país del Convenio de Estambul. Por lo tanto, de golpe, y yendo completamente en contra de la constitución de Turquía, Erdoğan puso fin a la participación de Turquía en un tratado de derechos humanos, cuya firma fue en Estambul.

Durante dos décadas en el poder, Erdoğan y su Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) crearon un régimen autoritario y de fuertes valores islamistas, sofocaron el pluralismo y silenciaron las voces disidentes, incluidos partidos políticos, políticos, periodistas, abogados, activistas y estudiantes.

La decisión de Erdoğan de retirarse del Convenio destaca uno de los problemas sociales más duraderos y apremiantes de Turquía: la violencia  machista contra las mujeres. Las cifras oficiales muestran que, en 2020, 300 mujeres fueron asesinadas, pero se estima que la cifra real es mayor, pues muchas víctimas son clasificadas como suicidas. 

El propio Erdoğan ha dicho oficialmente que no cree en la igualdad entre mujeres y hombres. En un discurso que dio en Estambul sobre los derechos de las mujeres  dijo lo siguiente: “No puedes poner a hombres y mujeres en posiciones iguales, eso va en contra de la naturaleza porque su naturaleza es distinta”. Nunca ha dejado de insistir en que está en contra de la igualdad de género.

Las mujeres continúan haciendo frente para denunciar y combatir el autoritarismo islamista y machista en Turquía. A pesar de la pandemia y sus restricciones asociadas, la organización de la población femenina ha derivado en protestas masivas. 

Las organizaciones de mujeres han instado al Consejo de Europa a actuar, mientras que algunas mujeres incluso han presentado demandas individuales pidiendo la anulación de la retirada.

Protesta de mujeres
Cientos de mujeres protestan en Estambul ante de la decisión del presidente Erdogan.

¿Por qué la Convención de Estambul es efectiva para combatir la violencia de género?

A diferencia de otros tratados internacionales para abordar la violencia de género, el Convenio de Estambul prevé la implementación de políticas integrales y coordinadas entre los organismos nacionales y gubernamentales involucrados en actividades de prevención, persecución y protección.

La Convención define y tipifica como delito diversas formas de violencia contra la mujer (incluida la violencia física, sexual y psicológica, el acoso sexual, la mutilación genital femenina, el matrimonio forzado, el aborto forzado y la esterilización forzada). Previene la violencia al obligar a las partes a invertir en educación, capacitación de expertos y programas de tratamiento para los agresores. 

También, protege a las víctimas al obligar a los Estados a establecer servicios de apoyo apropiados (es decir, una línea telefónica nacional gratuita, refugios y asesoramiento médico, psicológico y legal). Establece la obligación de que las partes recopilen datos sobre delitos relacionados con el género. Aborda el asilo y la migración al tiempo que establece la condición de refugiado. 

Así mismo, introduce una definición diferente de ‘género’, como ‘‘los roles, comportamientos, actividades y atributos construidos socialmente que una sociedad determinada considera apropiados para mujeres y hombres’’ en contraposición a la definición habitual basada en el sexo de la persona. Cubre a niños y hombres, así como a niñas y mujeres como posibles víctimas, en particular de violencia doméstica y matrimonio forzado.

Aplicación y seguimiento de la Convención

Para asegurar la implementación efectiva de la Convención, se ha establecido un mecanismo de seguimiento de dos pilares, compuesto por un órgano de expertos independientes (llamado GREVIO, que elabora informes sobre los temas de la Convención), y un Comité de las Partes (que da seguimiento al GREVIO, informa y hace recomendaciones a las partes interesadas). 

Además, se establecieron dos tipos de procedimientos de seguimiento.

Primero, existe un procedimiento de evaluación país por país, que comienza con un informe de línea de base y concluye con informes finales y conclusiones adoptadas por el GREVIO. 

En segundo lugar, el GREVIO podrá iniciar un procedimiento especial de averiguación urgente, cuando exista información fehaciente que indique que se requiere actuar para prevenir un patrón grave, masivo o persistente de cualquiera de los actos de violencia contemplados en la Convención. 

Hasta noviembre de 2021, el GREVIO ha evaluado la implementación de la Convención en 13 Estados miembros de la UE (Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Italia, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal y Suecia). En 2021, el GREVIO emitió un análisis comparativo, identificando desafíos comunes, prácticas prometedoras y problemas que enfrentan cada uno de los países. Encontró que muchos de ellos han utilizado la Convención como impulso para desarrollar leyes y políticas que consideran las experiencias específicas de las mujeres que sufren violencia. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Marco Olivera
Cruceros en vía por el Caribe

¿Qué es un paraíso fiscal?

Generalmente son países o lugares con impuestos corporativos bajos o nulos que permiten a los extranjeros establecer negocios allí fácilmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CEMERI

[ivory-search id="5503" title="Default Search Form"]