Saltar a contenido

Menú

[X]

El mejor contenido en tu bandeja de entrada

Únete a nuestro boletín con lo mejor de CEMERI

Análisis

Valeria Melissa Nava Aldaco

India: Una carrera contrarreloj para mejorar la calidad del aire

- India, el país más poblado del mundo, se encuentra en una encrucijada medioambiental, pues es considera el quinto país con mayor contaminación del aire a nivel mundia.

La contaminación del aire es una amenaza seria que cobra la vida de siete millones de personas en todo el mundo, es por eso por lo que es considerada la mayor amenaza para la salud ambiental por la Organización Mundial de la Salud (2018), debido a que provoca y agrava muchas enfermedades, desde asma hasta cáncer, enfermedades pulmonares y cardiacas. También tiene repercusiones económicas, con un costo estimado diario calculado en $8 mil millones de dólares por día, lo que es aproximadamente el 3.3% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial (Farrow, Miller y Myllyvirta, 2020).

Habiendo establecido la gravedad de la contaminación en el aire en la salud humana, en este artículo se buscará profundizar sobre la situación y políticas actuales de la segunda economía más importante de Asia: la India. Definido como el problema más grave que enfrenta en la actualidad, conforme al Informe 2021 de IQAir (2021), India ocupa el número cinco de países con mayor contaminación del aire, con una concentración anual de 58.1 PM2.5, cuando el valor guía máximo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 5, como media anual (Organización Mundial de la Salud, 2021).

Las llamadas concentraciones de PM2.5, en microgramos por metro cúbico (µg/m3), es una medida que se selecciona como la métrica estándar, ya que es un material particulado que consiste en partículas finas de aerosol que miden 2, 5 micras o menos de diámetro, y también “es uno de los seis contaminantes atmosféricos de criterio medidos rutinariamente, aceptado como el más dañino para la salud humana” esto a causa de su prevalencia en el medio ambiente y a la amplia gama de efectos que tiene en la salud (IQAir, 2021).

Tabla 1. Las ciudades más contaminadas del mundo (datos históricos 2018-2021). Clasificación de las ciudades más contaminadas según la concentración media anual de PM****2,5 (μg/m³)

Ranking Ciudad 2021 2020 2019 2018
1 Bhiwadi, India. 106.2 95.5 83.4 125.4
2 Ghaziabad, India. 102 106.6 110.2 135.2
3 Hotan, China. 101.5 110.2 110.1 116
4 Delhi, India. 96.4 84.1 98.6 113.5
5 Jaunpur, India. 95.3 - - -
6 Faisalabad, Pakistan. 94.2 73.2 104.6 130.4
7 Noida, India. 91.4 94.3 97.7 123.6
8 Bahawalpur, Pakistán. 91 78.7 - -
9 Peshawar, Pakistán. 89.6 - 63.9 -
10 Bagpat, India. 89.1 - 88.6 -

Fuente: IQAir, 2021.

En la Tabla 1 se plantea que de las diez ciudades con mayores PM2.5, en otras palabras, con mayor contaminación del aire, seis se encuentran en la India lo que es un factor preocupante pero necesario profundizar.

La contaminación del aire tiene un impacto masivo en la salud humana en la India. Es el segundo mayor factor de riesgo de enfermedad y se estima que el costo económico de la contaminación del aire supera los $150 mil millones de dólares anuales. Las principales fuentes de contaminación del aire en la India incluyen las emisiones vehiculares, la generación de energía, los desechos industriales, la combustión de biomasa para cocinar, el sector de la construcción y eventos episódicos como la quema de cultivos (IQAir, 2021, p. 21).

Un estudio de Greenpeace (2016) asegura que, en Nueva Delhi, la capital de la India, 1% de dióxido de azufre (SO2), 36% de óxidos de nitrógeno (NOx) y el 20% de PM2.5 provienen de emisiones de vehículos y un 90% de dióxido de azufre (SO2), 52% de óxidos de nitrógeno (NOx) y un 11% de PM2.5 provienen de fuentes industriales, lo que apoya la información de la Gráfica 1, que pone a la Industria como el mayor generador de contaminación.

Así mismo, en un rango de 6 años (de 2009 a 2015) se nota un incremento del 13% de partículas PM2.5, tan solo en las ciudades del Norte del país (Greenpeace, 2016). Pero, sin duda, el hallazgo más revelador de este estudio es el que realizó el Dr. Zhoir Chowdhury sobre la composición química de la contaminación de las partículas PM2.5, del cual descubrió que por lo menos ¼ de la contaminación en Nueva Delhi está directamente relacionada con el carbón (Greenpeace, 2016).

Conforme a Greenpeace (2016) las industrias, al quemar carbón, liberan a la atmósfera SO2 y NOx, componentes altamente contaminantes que, junto con las partículas PM10 y PM2.5 son los responsables de que las ciudades tengan mala calidad del aire. Para combatirlo es necesaria una reducción en SO2 y NOx de las plantas de energía, factor considerado como decisivo para que haya una disminución considerable en la cantidad de partículas PM10 y PM2.5 en el ambiente, y, por ende, mejore la calidad del aire a largo plazo.

Al analizar el sector energético de India por fuente de capacidad de generación instalada se realizaron las siguientes gráficas:

El carbón sigue siendo la fuente principal de la capacidad de generación instalada en Mega watts por un 51% aunque lo siguen las energías renovables con un 28%, siendo la segunda fuente más importante, siguiendo en tercera posición la hidroeléctrica con un 12% (Gobierno de India, 2022). Una mirada al Sector Energético del país asiático parece indicar un gran porcentaje de energías renovables, sin embargo, también muestra todavía una dependencia al carbón.

Entonces, con la investigación de Greenpeace se puede llegar a la conclusión de que el carbón es responsable, por lo menos de ¼ de la contaminación del aire. Sobre esto mencionan Guttikunda, Jawahar y Goenka (2015) que “el carbón sigue siendo el principal combustible fósil para la generación de energía en la India”, en su artículo también analizan cómo tiene un fuerte impacto en la salud la contaminación del aire que se genera en las centrales eléctricas de carbón. Los autores llegan a una preocupante conclusión, si la energía generada por carbón sigue siendo alta, “los efectos ambientales de la creciente contaminación del aire, las emisiones de gases de efecto invernadero y el costo para la salud humana serán todos altos” (Guttikunda, Jawahar y Goenka, 2015).

Con esta misma información se distribuye la capacidad generada por cada energía renovable, siendo la energía solar la que cuenta con mayor capacidad en el sector energético de la India.

Frente a esto, la Agencia Internacional de Energía (IEA) en su informe sobre las ‘Perspectivas Energéticas de la India’ (2021) señala que la energía solar en este país se está preparando para un crecimiento “explosivo”, y se espera que iguale el porcentaje de participación del carbón en la combinación de generación de energía dentro de dos décadas, según el Escenario de Políticas Declaradas (STEPS, por sus siglas en inglés) o antes de acuerdo con el Escenario de Desarrollo Sostenible (IEA, 2021).

Esta apuesta por la energía solar está siendo impulsada por las ambiciones políticas, en específico el objetivo de “alcanzar 450 GW de capacidad renovable para 2030, y la extraordinaria competitividad en costos de la energía solar, que supera a la energía de carbón existente para 2030” (IEA, 2021). Por otro lado, “los defensores del carbón argumentan que un país en desarrollo con mayores necesidades energéticas como India, no está preparado para que las energías renovables sustituyan por completo al combustible fósil” (Hemalatha, 2020).

Incluso, para alinearse con el objetivo global de mantener un límite de 1,5°C establecido en el Acuerdo de París, Climate Action Tracker (2021) hace la sugerencia de que India debe eliminar gradualmente el uso de carbón de su sector eléctrico para 2040, “se prevé que el Plan Nacional de Electricidad (NEP) en 2018 agregue más de 45 GW de capacidad al carbón para 2027 y un informe reciente muestra que la capacidad de carbón de la India aumentará” (Climate Action Tracker, 2021), este aumento innecesario de emisiones pondría en riesgo los compromisos del país con la agenda climática global.

Pero, aunque existen esfuerzos de la India de controlar la mala calidad del aire en el largo y amplio del territorio, mediante la inversión en energías limpias, sigue sin haber cambios contundentes. Incluso el Gobierno de la India como forma de revertir la situación actual de contaminación en el aire y en respuesta a las demandas políticas y sociales, lanzó en 2019 el Programa Nacional de Aire Limpio (NCAP, por sus siglas en inglés), que proporcionó en su momento una hoja de ruta para prevenir, controlar y reducir la contaminación del aire nociva (Jaiswal, 2019)

Con este Programa, se buscaba ampliar la red nacional de monitoreo de la calidad del aire, crear la capacidad de manejo de la contaminación del aire y fortalecer la conciencia pública sobre los peligros de la contaminación (Jaiswal, 2019). Es una estrategia nacional con plazos determinados con el objetivo de reducir los niveles de contaminación mediante la reducción de la concentración de partículas mortales, de un 20 a 30% de PM2.5 y PM10 para el 2024 (Ministerio de Medio Ambiente, Bosques y Cambio Climático, 2019). Aun así, aunque el programa abarque puntos estratégicos de control y monitoreo, la contaminación no ha tenido disminución significativa.

El humo de diésel, el polvo de construcción, las emisiones de las plantas de carbón y el humo de enormes hileras de cultivos se combinan para formar una capa de esmog, engrosada a causa de un aire relativamente frío y con poco viento (Gettleman, Schultz y Kumar, 2017).

Asimismo, el Banco Mundial (2021) está apoyando al gobierno de India en la buena implementación de medidas para combatir los niveles preocupantes de contaminación. Sobre las acciones del gobierno recalca que:

El gobierno de la India está considerando una revisión de sus estándares de calidad del aire ambiental y ha fortalecido los estándares de emisiones vehiculares e industriales en los últimos años. Un fuerte énfasis en la expansión de las energías renovables, la promoción de vehículos eléctricos y el suministro de combustible para cocinar GLP a millones de hogares (Banco Mundial, 2021).

Estos son tan solo algunos ejemplos de las acciones que el gobierno ha tomado para combatir la contaminación del aire. Puesto que son varias las medidas implementadas a lo largo del tiempo, sobre la más reciente que fue el NCAP, Kumar (2022) concluyó que “India está fracasando en sus esfuerzos por mejorar la calidad del aire tóxico, y el número de ciudades plagadas de smog ha aumentado desde el lanzamiento de un programa nacional para abordar el problema”.

Kumar (2022) sostiene que la financiación es limitada, la falta de estándares de emisiones más estrictos para las industrias (incluidas las fundiciones de metales y las refinerías de petróleo) y el lento progreso en la adición de estaciones de monitoreo son factores que obstaculizan el trabajo para mejorar la calidad del aire, destacó el Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio (Kumar, 2022).

Conclusiones

La India enfrenta diversos conflictos ambientales, pero gracias a esta investigación se puede observar que el más grave de ellos es la contaminación del aire. Esto, aunado a que India es el tercer mayor emisor de CO2 a nivel mundial, lo pone en una posición nada favorable.

India tiene un gran desafío por delante, principalmente porque tiene la posibilidad de aprovechar el uso de energía limpia, pero como siguen usando carbón para la generación de electricidad esto aumenta las emisiones, lo que pone a la meta de carbono cero en 2070 que hizo el primer ministro Modi en la reciente COP26, en un escenario muy lejano cuando son necesarias medidas drásticas ahora. La situación es crítica, el carbón y la energía solar no son compatibles, aunque la India tenga a los dos funcionando y operando en su país, el carbón sigue provocando muchos males: aumento de emisiones de CO2, de otros gases de efecto invernadero, efectos perjudiciales en la salud de sus ciudadanos y estar lidiando con un aire tóxico que solo empeora la calidad de vida.

Este problema de salud, ambiental y económico pone en jaque la capacidad del gobierno indio de sobrepasar una situación que tiene un fuerte daño colateral y que ha demostrado que no son suficientes las medidas tomadas hasta el momento. Queda entonces por verse la decisión que tome el gobierno en años venideros, y si será capaz de renunciar al carbón o por lo menos fijar una reducción en su uso.

Fuentes

    Banco Mundial (2021) India Climate Risk Country Profile. Recuperado de: https://climateknowledgeportal.worldbank.org/country/india

    Banco Mundial (2021). Catalizando el Aire Limpio en India. Recuperado de: https://www.worldbank.org/en/country/india/publication/catalyzing-clean-air-in-india#:~:text=In%202020%2C%20based%20on%20the,by%2015%20percent%20every%20year

    Climate Action Tracker (2021). India Country Summary. Recuperado de: https://climateactiontracker.org/countries/india/

    Farrow, A., Miller, K.A. y Myllyvirta, L. (2020) Toxic Air: The price of fossil fuels. Seoul: Greenpeace Southeast Asia. Greenpeace Research Laboratories Technical Report. Recuperado de: https://www.greenpeace.to/greenpeace/?p=3215

    Gettleman, J., Schultz, K., y Kumar, H. (2017) ¿Por qué India no puede controlar su contaminación? The New York Times. Recuperado de: https://www.nytimes.com/es/2017/12/14/espanol/india-contaminacion-aire-modhi.html

    Gobierno de India (2022). Power Sector at a Glance ALL INDIA. Installed Generation Capacity (MW). Recuperado de: https://powermin.gov.in/en/content/power-sector-glance-all-india

    Greenpeace (2016). Out of Sight: How coal burning advances India’s Air Pollution Crisis. Recuperado de: https://www.greenpeace.org/india/en/publication/924/out-of-sight-coal-burning-india-air-pollution-crisis/

    Guttikunda, S., Jawahar, P., y Goenka, D. (2015). Regulating Air Pollution from Coal-Fired Power Plants in India. Economic and Political Weekly, 50 (1). Pp. 62–67. http://www.jstor.org/stable/24481242

    Hemalatha, K. (2020) India: entre la energía solar y el carbón. DW. Recuperado de: https://www.dw.com/es/india-entre-la-energ%C3%ADa-solar-y-el-carb%C3%B3n/a-54688951

    IEA (2021) Informe de Perspectivas Energéticas de la India 2021, IEA, Paris. Recuperado de: https://www.iea.org/reports/india-energy-outlook-2021

    IQAIR (s/f) India. ¿Qué tan mala es la contaminación del aire en la India? Recuperado de: https://www.iqair.com/india

    IQAIR. (2021) Informe sobre la calidad de Aire en el mundo. Ranking de Regiones y Ciudades PM2.5, p. 4, 5 y 21. Recuperado de: https://www.iqair.com/world-most-polluted-cities

    IQAIR. (2021) World’s most polluted cities (historical data 2017-2021). Most polluted city ranking based on annual average PM2.5 concentration (μg/m³). Recuperado de: https://www.iqair.com/world-most-polluted-cities

    Jaiswal, A. (2019) India launches a National Clean Air Program. Consejo para la Defenca de Recursos Naturales (NRDC). Recuperado de: https://www.nrdc.org/experts/anjali-jaiswal/india-launches-national-clean-air-program

    Kumar, R. (2022) India’s deadly air pollution keeps getting worse not better. Bloomberg. Recuperado de: https://www.bloomberg.com/news/articles/2022-01-11/india-s-deadly-air-pollution-keeps-getting-worse-not-better

    Ministerio de Medio Ambiente, Bosques y Cambio Climático (2019). Programa Nacional de Aire Limpio (NCAP). Recuperado de: https://moef.gov.in/en/wed-2019-2/national-clean-air-programme-ncap/

    Organización Mundial de la Salud. (2018) Burden of Disease From the Joint Effects of Household and Ambient Air Pollution for 2016. Recuperado de: https://www.ccacoalition.org/en/resources/burden-disease-joint-effects-household-and-ambient-air-pollution-2016

    Organización Mundial de la Salud. (2021) Ambiente (exterior): Contaminación del Aire. Recuperado de: https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/ambient-(outdoor)-air-quality-and-health


El mejor contenido en tu bandeja de entrada

Únete a nuestro boletín con lo mejor de CEMERI

Artículos relacionados

Nava, Valeria. “India: Una carrera contrarreloj para mejorar la calidad del aire.” CEMERI, 22 sept. 2022, https://cemeri.org/art/a-india-carrera-calidad-aire-ev.